El uso adecuado del internet en niños y jóvenes

Publicado por: maria.vargas el Jue, 22/10/2020 - 12:01
Sharekyk
Por: Luis Betancur Correa.
Luis Betancur

Internet y las redes sociales  se han convertido en una de las formas de comunicación más utilizadas por niños y jóvenes, aunque su uso excesivo puede producir adicción y otros daños,  por lo que su uso adecuado puede ser de gran valor, al convertirse en una forma de aprender, en el que los niños y jóvenes aprovechan todos los recursos que las nuevas tecnologías ofrecen, atendiendo las necesidades al fomentar un aprendizaje cooperativo en un ambiente participativo, convirtiendose en innumerables oportunidades de crecimiento a nivel personal y académico.

Durante el confinamiento, la actividad en internet de los menores se ha incrementado un 180 %, mientras la actividad de los adultos se ha incrementado en un 60 % utilizando vídeo, redes sociales, videojuegos, trabajo y educación. La pandemia y el respectivo confinamiento, ha hecho que el mundo digital sea la ventana al mundo para muchas personas, intensificandose en los más jóvenes, para quienes la red no solo implica ocio, sino comunicación interpersonal e incluso educación.

Durante la actual crisis, empresas y usuarios han multiplicado sus riesgos de exposición a internet, siendo los menores de edad los que más han aumentado su exposición ante el peligro, es por esto fundamental limitar el acceso, en tiempo y horario, primando actividades que se conectan con sus necesidades y sus capacidades, con buen control de contenidos.

La directora de la Unión Internacional de Telecomunicaciones - UIT, Doreen Bogdan-Martin, expreso que “muchos menores entran a la vida online mucho antes de lo que pretenden sus padres, sin las habilidades necesarias para protegerse del acoso cibernético”. Por ello, el organismo, realiza una labor de desarrollo de estándares y directrices para los más jóvenes, tratando de acelerar el lanzamiento de recomendaciones para la protección infantil en línea”. Además, la UIT cree que la pandemia ha acentuado la llamada “brecha digital” entre niños que tienen acceso a internet y los que no, por eso “la falta de acceso puede ser devastadora para la educación”.

La UIT, calcula que 1.500 millones de niños están fuera del colegio en esta época obligándoles a entrar en internet para estudiar, mantener su vida social y para realizar actividades de entretenimiento pasando mucho más tiempo en línea. No obstante, la UIT ha dicho que internet es una “línea de vida digital vital” ya que si hay algo significativo por las actuales circunstancias, es la importancia vital y esencial de la conectividad”.

Aunque el uso de internet se ha incrementado, como se ha mencionado, por la cuarentena, algunos estudios muestran que muchos niños y adolescentes siguen queriendo tener la plena atención de sus padres, por lo que es imperativo por el bienestar de ellos como de los mismo adultos, dedicar tiempo de calidad de esparcimiento como juegos de mesa, pintar, cantar, leer, conversar, cocinar, comer o realizar deporte en casa, entre otras actividades, generando una disciplina al establecer reglas claras para toda la familia, que deben ser cumplidas por todos, sin dispositivos de por medio, aunque en muchas ocasiones son los adultos quienes rompen estas normas.

UNICEF, ha publicado una nota técnica que tiene como objetivo ayudar a gobiernos, empresas TIC, educadores, padres y adultos a proteger a los niños, ya que el cierre de colegios y universidades ha significado que cada vez hay más familias que dependen de la tecnología, la conectividad y de soluciones digitales para que los niños accedan a sus clases virtuales así como a realizar tareas e investigaciones, sin embargo, no todos los niños tienen los conocimientos, las aptitudes y los recursos necesarios para utilizar y mantenerse seguros en línea.

Las empresas TIC, las plataformas de redes sociales, las de economia colaborativa, los medios de comunicación, la academia y empresas de todos los sectores económicos junto con el gobierno nacional y municipal de manera conjunta, ágil y colaborativa, sin tintes politicos, ni narcisimo, por el bienestar social de niños y jovenes, próximos emprendedores y/o trabajadores de estas empresas o entidades,  deben lograr garantizar optimas medidas de seguridad y protección para el uso seguro del internet y sus contenidos, desarrollando instrumentos de aprendizaje virtual alineados con los derechos de los niños, además proporcionar conectividad para asegurar el acceso a internet a familias y niños que viven en estratos bajos y en zonas rurales, además entender la nueva realidad educativa de niños y jovenes para que los padres reciban el apoyo, por parte de las empresas, al promover buenos comportamientos en el uso de internet.

Es importante crear un ambiente de confianza, empatia y comunicación con los niños y jovenes para que puedan expresar sus inquietudes, plantear sus puntos de vista, así como entender sus necesidades, acompañarlos a acceder a contenidos seguros y aptos para su edad, respetar los horarios y normas sobre cómo, cuándo y dónde se pueden utilizarlos dispositivos e internet y al mismo tiempo darles la confianza que los niños merecen para que disfrutaren de la red, estableciendo límites a la hora de relacionarse por internet, evitando posibles riesgos, para ello es conveniente explicarles por qué son necesarios estos limites  y como se irán adaptando gradualmente de acuerdo a su madurez digital.

Es importante fijar un tiempo de uso, pero es aun más importante asegurarse que lo que están viendo, jugando y leyendo sea contenido de calidad, adecuado, estableciendo las condiciones para que sigan creciendo tranquilos, felices y seguros siempre que el uso de las tecnologías los  acompañe en su crecimiento, sus intereses y conozcan los inmensos recursos que ofrece internet y les promueva relaciones positivas.

Es aquí donde los adultos tienen un rol fundamental para marcar la diferencia al establecer pautas de uso saludable, incluyendo momentos de desconexión y descanso de los dispositivos, por esto todos somos resposables del correcto uso de las redes, aprovechando este proceso de transformación digital que estan viviendo países, ciudades, empresas, centros educativos y las personas y saber apoyarnos en las herramientas digitales para continuar construyendo, un mundo más amigable con el medio ambiente, sostenible, abierto y al mismo tiempo mucho más humano.

Cuando la utilización de internet y las redes sociales es adecuada se puede fomentar en niños y jovenes autonomía, trabajo cooperativo y constante con diversos tipos de información al obtener el máximo provecho de las nuevas formas de aprender e interactuar, sin sustituir la forma tradicional de interacción entre las personas, por esto cobra mayor importancia prevenir los efectos nocivos de las TIC y aprovechar mejor las amplias posibilidades de aprendizaje, de innovación y emprendimiento, entre otros, que tienen los niños y jóvenes a su alcance.