¡Hasta nunca Electricaribe!

3 Octubre 2020, 08:00 AM
Share
Por: David Barguil.

Es martes 29 de septiembre de 2020. Salgo a primera hora desde Montería, vía terrestre, hacia Cartagena, donde se desarrollará un evento de la mayor trascendencia para todos los costeños: se encienden los dos nuevos operadores de energía que reemplazarán a Electricaribe. Parece mentira. Después de diez años de lucha, luego de duras batallas junto a la ciudadanía denunciando los abusos de esa empresa, por fin se van y empieza una nueva etapa en el servicio eléctrico de la costa caribe.

El trayecto en carro de Montería a Cartagena dura aproximadamente cuatro horas. Durante el camino, observo con detenimiento varios paisajes de la carretera y recuerdo que, por allí mismo, en febrero del 2017 junto a un grupo de jóvenes de la región, realizamos la caravana pidiendo la liquidación de Electricaribe. Recorrimos los departamentos de Córdoba, Sucre, Magdalena, Bolívar y Atlántico. Incluso, montamos campamento y dormimos a las afueras de las sedes de Electricaribe y la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios. 

Sólo un mes después, en marzo de 2017, el Gobierno Nacional de entonces comunicó que daba inicio al proceso de liquidación de Electricaribe. ¡La presión ciudadana había servido! Y es que esta pelea denunciando los atropellos de esa empresa inició hace una década. Hicimos debates de control político en la Comisión V de Senado y Cámara, así como en las plenarias; aprobamos leyes para darle más dientes a la SuperServicios para que pudiera sancionar a estas empresas que prestan un pésimo servicio; recogimos más de 500.000 firmas que entregamos al ministro de Minas de ese momento para que tomara medidas de fondo; y realizamos marchas multitudinarias en varias capitales de la costa que recogieron el descontento generalizado de los habitantes.

Desafortunadamente, por los cortes de luz, fallecieron varias personas conectadas a respiradores artificiales. Cientos de usuarios, la mayoría de bajos recursos, denunciaron la quema de sus electrodomésticos y los cobros exagerados en los recibos de energía. Era una pesadilla que pensábamos no iba a acabar, pero hay que reconocer el esfuerzo y compromiso del Gobierno de Iván Duque con la región caribe. Junto a la ex ministra de Minas, María Fernanda Suárez; al actual ministro, Diego Mesa; así como a la Superintendente de Servicios Públicos, Natasha Avendaño, este Gobierno cumplió su compromiso de sacar a Electricaribe y dar paso a nuevos operadores con la capacidad de prestar un servicio de calidad a los usuarios.

Este mismo martes, 29 de septiembre, el presidente Duque oficializó la entrada de Aire y de Afinia. Por un lado, el Consorcio Energía de la Costa con la firma Aire atenderá a la subregión de Caribe Sol que abarca los departamentos de Atlántico, Magdalena y La Guajira para un total de 1,21 millones de clientes. Por el otro lado, EPM con la empresa Afinia operará en la subregión Caribe Mar que cubre los departamentos de Bolívar, Sucre, Córdoba y Cesar para un total de 1,51 millones de clientes. Cabe recordar que en el 2016 propuse explorar la posibilidad de que EPM prestara el servicio en nuestra región y hoy esto es una realidad.

Hay que reconocer que el proceso alrededor de Electricaribe ha sido largo y tedioso, especialmente para los usuarios. La intervención inició en noviembre de 2016, pero debido a los malos manejos internos de la compañía y las nulas inversiones que realizó en la red eléctrica, el Gobierno tuvo que asumir toda la responsabilidad. Según el ministro Mesa, en los dos años de la administración Duque se han invertido alrededor de $3 billones en las nuevas subestaciones eléctricas, así como en el fortalecimiento de las redes y en mantener encendida Electricaribe para evitar un apagón generalizado en la región. Mientras tanto, los nuevos consorcios que asumen la operación se han comprometido a que en año y medio habrán mejorado, de manera gradual -pero sostenida-, la infraestructura y tecnología energética del caribe.

En este punto es importante resaltar que con la llegada de las nuevas empresas se prevé un mejoramiento del servicio. No obstante, todos los problemas no se resolverán de manera inmediata, sino de forma paulatina mientras se continúan haciendo las inversiones. De hecho, el gerente de Aire, John Jairo Toro, ha asegurado que invertirán alrededor de $4 billones en la próxima década, $2,6 billones en los primeros cinco años y cambiarán 9.300 metros de redes. De igual forma, Afinia anunció que invertirá cerca de $5 billones en los primeros cinco años en infraestructura eléctrica. 

Antes de terminar, es importante que cada uno de los sectores gubernamentales haga los esfuerzos necesarios para que no suban drásticamente las tarifas de energía. Debemos concientizar a los mandatarios locales, alcaldes y gobernadores, de la relevancia de impulsar proyectos eléctricos, haciendo uso de los recursos de las regalías, para no dejarle el cúmulo de inversiones a los nuevos operadores. Si sobre ellos recae toda la renovación de infraestructura en corto tiempo, terminarán trasladándose el costo al usuario, aunque sea gradual. En cambio, sí hay inversión pública no se verá reflejado en la tarifa. 

Camino a Cartagena este 29 de septiembre recuerdo cuántos años soñamos con la salida de Electricaribe. Cuánto tiempo deseamos que esta pesadilla llegara a su fin. Sabemos que tendremos que continuar vigilantes para que la llegada de Aire y Afinia realmente se traduzca en un mejor servicio y tarifas justas. Aquí seguiremos, del lado de los usuarios, escuchando sus necesidades, alzando la voz cuando sea necesario. La costa hoy celebra y grita: ¡Hasta nunca Electricaribe!

KienyKe Stories