Hora de volver a lo esencial y recuperar la emocionalidad

Publicado por: maria.vargas el Dom, 10/05/2020 - 08:43
Share
Por: Augusto Solano Mejía.
augusto solano mejía

Está demostrado que para lograr adaptarse a la vida y a sus cambios las emociones juegan un papel fundamental en las personas; nos ayudan a relacionarnos con los demás y nos permiten sentir, entre otras cosas, amor o tristeza, manejando así nuestro estado de ánimo.

Aunque tradicionalmente en las sociedades patriarcales las emociones y sus variaciones se relacionan con la mujer, es una percepción completamente falsa. Hombres y mujeres experimentamos curvas de ánimo, somos influenciados corporal y mentalmente por ellas y las utilizamos para dirigir nuestra conducta.

Al encontrarnos actualmente frente a una amenaza que nos despierta emociones negativas básicas como el miedo, la tristeza y la ira, expertos de todo el mundo buscan soluciones que nos permitan escapar de lo nocivo de esta situación y nos ayuden a superar el aislamiento del Coronavirus.

Hoy celebramos una de las fechas más emocionales para los colombianos, el Día de la Madre, ellas están en su mayoría ausentes por el confinamiento y nos seguimos preguntando por qué no podemos estar con ellas y cómo hacerles entender que las amamos.

Tuvo que suceder una tragedia como la pandemia, la cual resignificó el sentido de las relaciones humanas, para darnos cuenta de lo importante que es demostrar y compartir nuestros sentimientos con aquellos que queremos y retornar a lo esencial: la estabilidad emocionalidad del ser humano.

Son muy importantes los efectos negativos que en la economía nos ha causado limitar al máximo el contacto físico pero las limitaciones del contacto afectivo nos están desmoronando anímicamente. Debemos buscar la forma de recuperar las emociones positivas, un antídoto seguro contra la depresión y el estrés que nos consume.

En este día volvamos la mirada a lo simple, a nuestra naturaleza y a nuestras emociones. Me pregunto que hay más emocional que una madre y por eso he querido invitar en esta, mi primera columna en KienyKe, a que desde el confinamiento simplemente le recordemos que la amamos. Nada emociona más a una madre que el amor de sus hijos.

Hoy que las empresas y los gobiernos se unen para buscar soluciones económicas al Covid-19, unámonos como seres humanos en una cruzada de emoción, y que sea nuestro propósito conjunto que a lo largo de Colombia las madres y los hogares sonrían, así lucharemos por un país positivo

Un abrazo gigante para todas las madres de Colombia.