La inspiración, fundamento de las canciones Vallenatas

Publicado por: maria.vargas el Mar, 06/07/2021 - 11:51
Share
Por: Ricardo Gutiérrez Gutiérrez.

De la inspiración nacen las grandes obras musicales, el artista obtiene el provecho máximo de ese momento absolutamente natural que suscita la aparición de la composición 

El estímulo emocional impulsa  la creatividad del compositor, al surgir la inspiracion vinculada  a la excitación momentanea, emerge del artista la necesidad de exteriorizar expontaneamente lo que siente

"Cuando suena un acordeón se arremolina la gente/se alegra el compositor/ surgen versos de su mente", como lo dicen los versos cadenciosos de la canción "Añoranzas del Cesar", del cantautor Santander Durán Escalona, recordandonos que eso hermosos versos han sido hilvanados de acuerdo al mandato que le generó su mente ingeniosa en momentos de inspiración 

Fernando Dangond Castro en su reconocida canción " Nació mi poesía", afirma que al 
componer una canción producto de la inspiración  "el folclore perdura, como el arhuaco en la serranía" , o fenece por la  ausencia de esa fuerza interior que da  autenticidad y estímulo a la producción musical 

Esta connotada circunstancia  producto de los momento sugestivos, son diferente a aquellos donde se fabrican canciones inducidas por intereses materiales, en ellas se aprecia facilmente, la ausencia de las bellas expresiones que brotan del alma del compositor en momentos de lucidez 

Una de las canciones clasicas del mundo vallenato es "El condor legendario" un referente indispensable cuando se quiere escuchar las grandes obras de nuestra  música Vallenata. 

Esta sentida canción fué compuesta en 1975 por el licenciado en Ciencias Sociales,
Angel Alfonso Molina, de Juan de Acosta (Atlántico) después de varios días de jarana celebrando su matrimonio con María Emilia Arteta Coronel.  

En Playa del Ferú, a orillas del Mar Caribe, muy cerca de Santa Verónica, celebrando con familiares y amigos, intespectivamente aparecieron con la tarde calurosa, unas gaviotas ingeniosas dotadas de complejos métodos de comunicación que al juguetear unas con otras recrearon el ambiente sin saber donde las llevaría el viento al culminar el día y le recordaron los plumajes de los condores que cambian de tonalidades de acuerdo al estado emocional.

Por estas aves de gran envergaduras y longevas, sentía Alfonso desde niño, una inmensa atracción, siempre le impresionó su representación como simbolo patrio que lleva intrínseco todo el legado histórico y cultural del País.

Su cercanos conocían su predilección por esas aves corroñeras debido al rol que las une al folclor y a la mitología de las regiones andinas de Sur América

El espectáculo maravilloso que le brindaron las gaviotas en esos momentos alucinantes, incitó su imaginación pletórica trayendole a su mente viejos amores e inolvidables parrandas. Esos instantes de inspiración generaron los hermosos versos  de la reconocida composición musical "El condor legendario" grabada por Los Hermanos Zuleta en 1977 y convertida gracias a la aceptación general en una de las composiciones imprescindible en sus presentaciones y parrandas

"Soy folclor soy alegría
soy tristeza y desengaño
a mí me están matando los años y no me compongo todavía
oye soledad, amiga del silencio por qué no vienes y calmas mis penas que mi alma está llena de horribles tormentos"

Este fue el primer paseo en tono menor que grabaron Los Zuleta. Al año siguiente lanzaron ‘Tierra de cantores’, del cantautor y guitarrista Carlos Enrique Huertas Gómez nacido en Dibulla (Guajira), heredero del talento mudical de su padre, Carlos Modesto reconocido músico guajiro que tocaba la flauta, la guitarra y el tiple y de su abuelo, Atinio Huertas,  exdirector de la orquesta en Riohacha. Su herencia la complementó en Venezuela, donde realizó estudios de conservatorio y aprendió a componer en diferentes ritmos 

Los Hermanos Zuleta no  grabaron esta bella estrofa: 

"Hay instantes que me siento rey esclavo en mi agonía si busco refugio en la poesía la misma me aumenta el sentimiento"

KienyKe Stories