Petro no es Aureliano Buendía

Publicado por: maria.vargas el Mié, 25/11/2020 - 09:56
Share
Por: Robinson Castillo.
Robinson Castillo

Gustavo Petro hace rato dejó de confundir la ficción con la realidad. A sus 17 años se incorporó al movimiento guerrillero M-19; y por su gran admiración a la obra Cien Años de Soledad, decidió llamarse en aquella época de revolucionario armado: Comandante Aureliano.

Fue un homenaje al personaje central de la obra cumbre de Gabo, al coronel Aureliano Buendía. Aunque Petro siempre estuvo lejos de acercarse al oficial que libró 32 guerras civiles y no ganó ninguna, además fue padre de 17 hijos con 17 madres diferentes. El senador de la Colombia Humana no acumula ese récord.

Tampoco Petro puede mover objetos con la mente, como sí lo hacía con asombrosa precisión el Coronel Aureliano Buendía, ni mucho menos predecir sucesos, como en muchas oportunidades ocurrió con el inmenso personaje nacido en Macondo.

Tal vez las similitudes entre Petro y Buendía, pasan por su vocación temprana al estudio. Mientras el futuro coronel devoraba libros, el niño Petro fue matriculado en Kínder y apenas dos meses después, fue promovido a primero de primaria, pues aprendió a leer muy pronto.

Aureliano Buendía escapó a 14 atentados, 73 emboscadas y hasta a un pelotón de fusilamiento y como si fuera poco, ni el intento de suicidio le funcionó. Tal vez Petro, en sus años de militancia no se vio envuelto en tantas refriegas, pero no son menores las controversias en su trayectoria política. Unos lo aman, otros lo odian.

Petro no esconde sus retos. Todo lo contrario, jamás es vacilante, lo acompaña una terquedad metódica para lograr sus objetivos. No le importa cuestionar a los que se supone pertenecen a su misma orilla ideológica. La polémica es su zona de mayor dominio. En muchas ocasiones pareciera trazar un círculo con tiza en su entorno para que nadie entre, como la hacía Buendía.

Petro no quiere ser Aureliano Buendía. Por una razón de elemental franqueza política: No desea perder una batalla más. Es posible que la confrontación electoral de 2022, se constituya en el ¡ahora o nunca!

La política no es una novela. Tampoco sus protagonistas más serios para reemplazar a Duque usan alias, los tiempos de clandestinidad de Petro en los que se regocijaba con el nombre de comandante Aureliano, ya pasaron. Lo que se avecina está muy lejos de un realismo mágico.

Pero Cien Años de Soledad y su gran coronel Aureliano Buendía, si aportó mucho para desnudar el tipo de sociedad que tenemos. Que no ha cambiado mucho, por el contrario, las desigualdades se han perpetuado.

Y por eso es tan crucial y trascendental el pulso por la Presidencia de la República en el 2022. La campaña ya comenzó hace rato. Si Petro se deja dominar por el ego que acompañó a  Buendía, sus opciones disminuirán.

El actual senador y candidato presidencial no frivoliza. Es persistente en su propósito de llegar a la Casa de Nariño. Está enfocado en el realismo político y muy lejos de retirarse a fabricar pescaditos de oro, como le tocó al coronel Aureliano.

La pregunta incómoda

¿Cuántos candidatos presidenciales respaldará Juan Manuel Santos para el 2022?