Más de 13.000 razones para decirle no al castigo físico

Publicado por: maria.vargas el Vie, 26/03/2021 - 19:01
Share
Por: Carolina Salgado.
Más de 13.000 razones para decirle no al castigo físico

¡Solo fue un chancletazo para que se calmara!, ¡Con un pellizco entiende!, ¡Un correazo para que sepa quién manda! No, esto no es normal.

Según los registros de los Procesos Administrativos de Restablecimiento de Derechos abiertos por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, en el año 2020 se registraron más de 13.000 casos de violencia física, por omisión o negligencia y violencia psicológica contra menores de 18 años.

Más de 13.000 razones para aplaudir que estamos cerca de convertir en ley el proyecto que defiende y protege a las niñas, niños y adolescentes del castigo físico.

Prohibir el castigo físico para niños, niñas y adolescentes en el país es un peldaño que se suma a los esfuerzos encaminados a garantizar sus derechos, con acciones y estrategias concretas, para prevenir y fomentar la cero tolerancia hacia las violencias contra ellos y ellas.

Es un paso para construir familias orientadas a ejercer una crianza con límites y disciplina desde el respeto, el diálogo y la empatía.

Justamente, en línea con lo anterior, quiero contarles que en medio de una pandemia mundial y un año retador que obligó a que nos quedáramos en casa e hiciéramos una pausa colectiva, avanzamos en la construcción e implementación de la estrategia nacional para la prevención del castigo físico y otras violencias Crianza Amorosa + Juego.

Lea también: FOTOS | Mejores momentos del encuentro de Primeras Damas y Caballeros, gestores sociales 2021

Cabe mencionar que esta estrategia es liderada por la Primera Dama de la Nación, María Juliana Ruiz, la Consejería Presidencial para la Niñez y la Adolescencia, la Corporación Juego y Niñez, y la red de tejido social LUNNA - Líderes Unidos por los Niños, Niñas y Adolescentes-, pudimos llegar a cada territorio para decirle al futuro de la sociedad: ustedes son nuestra prioridad.

Crianza Amorosa + Juego es una estrategia para la transformación cultural, de normas, prácticas e imaginarios que recrean o perpetúan las violencias contra las niñas, los niños y adolescentes, proponiéndole a las familias y comunidades prácticas de cuidado no violentas donde el juego es el pilar y vehículo para entablar procesos educativos democráticos y respetuosos, y fomentar entornos protectores.

La crianza con amor y sin violencia es posible

 

Esta se gesta desde la corresponsabilidad del Estado, la sociedad y las familias; se alinea con estrategias que hemos promovido para este fin y le brinda sustento jurídico a las acciones que todas las entidades de Gobierno realizamos para garantizar el desarrollo integral de la niñez como eje central de las políticas públicas.

Gracias a los esfuerzos y compromisos, Colombia se ha convertido en un referente y país líder, a la altura de Emiratos Árabes, Suiza y Japón, en acciones para cortar el círculo vicioso de la violencia contra los niños, niñas y adolescentes; reconocimiento otorgado desde el Global Partnership to End Violence Against Children, en cabeza de su Director Ejecutivo, Howard Taylor.

Lea también: Así se vivió el cuarto encuentro de Primeras Damas y Caballeros, gestores sociales 2021

Las niñas, niños y adolescentes merecen lo mejor de cada uno de nosotros, escuchar sus voces, hacerlos partícipes de las decisiones y tratarlos con amor y respeto. En momentos donde se requiere corrección, necesitan adultos con poder de orientación, diálogo y ejemplo.
 

Así mismo, una agresión física tiene consecuencias realmente desesperanzadoras porque afecta negativamente la representación de sí mismos y su autoestima, la confianza que tienen en su entorno familiar y social más cercano y, especialmente, en su salud mental que puede derivar en una tendencia hacia la perpetuación de la violencia, de generación en generación.

Sin dejar a un lado que el maltrato causa estrés y se asocia a trastornos del desarrollo cerebral temprano y en casos extremos, puede alterar el sistema nervioso e inmunológico.

Después de un camino largo pero no imposible, las estrategias para fomentar la cero tolerancia contra todo tipo de violencias son respaldadas por el sistema normativo, un respaldo que es vital para fortalecer nuestro capital social.

Desde la Consejería Presidencial para la Niñez y la Adolescencia y evocando que todos alguna vez estuvimos en su lugar, apoyamos sin reservas el deseo de los niños, niñas y adolescentes de crecer y estar rodeados por entornos protectores, seguros, amorosos y respetuosos

Siga a KIENYKE en Google News