Rindiendo cuentas de cara a la ciudadanía

Publicado por: maria.vargas el Sáb, 11/07/2020 - 12:04
Share
Por: David Barguil.
David Barguil

Como senador creo en la necesidad de rendirle cuentas a la ciudadanía sobre la labor que realizamos en el Congreso. Por ello, esta semana presenté a los colombianos el informe de gestión de la legislatura 2019-2020 en la que logramos aprobar cuatro nuevas iniciativas de mi autoría: (1) Ley de inversión y desarrollo para la Universidad de Córdoba, vigente desde julio de 2019; (2) Ley Paquete de Servicios Bancarios Gratuitos, vigente desde enero de 2020; (3) Borrón y cuenta nueva en las Centrales de Riesgo que pasó a revisión de la Corte Constitucional y posteriormente a sanción presidencial; y (4) Pago anticipado sin multas de créditos en cooperativas y establecimientos de comercio, la cual entrará en vigencia cuando sea sancionada por el presidente.

Este periodo legislativo fue atípico porque, debido a la pandemia mundial por el Covid-19, tuvimos que sesionar virtualmente y, así mismo, aprobar varios proyectos de ley usando las nuevas tecnologías. Por supuesto, es nuestro deber servirle al país y continuar trabajando pese a las contingencias que se presenten. Por esta razón, me siento orgulloso de mi equipo legislativo y de varios congresistas que hicieron una ardua tarea para sacar adelante iniciativas que ayudarán a los ciudadanos en medio de esta crisis social y económica que atravesamos.

A modo de resumen, les cuento que en enero de este año, antes que el coronavirus llegará y se expandiera en nuestro país, empezó a regir nuestra sexta ley vigente contra los abusos bancarios. Se trata de la ley 2009 de 2019 o Paquete de Servicios Bancarios Gratuitos que obliga a todas las entidades financieras a entregar una canasta de mínimo tres servicios sin costo adicional incluidos en la cuota de manejo de tarjetas de crédito, débito y cuentas de ahorro. Además, se prohíbe el cobro por transacciones fallidas en cajeros electrónicos. Frente a este último punto, denunciamos ante la Superintendencia Financiera el incumplimiento por parte de algunas entidades, las cuales tuvieron que devolver el dinero a sus clientes y se inició una investigación para establecer qué otros bancos infringieron la norma. 

Luego, cuando ya estábamos en cuarentena y los casos empezaban a aumentar, puse a disposición -como presidente de la Comisión Tercera de Senado- la revisión de las medidas económicas para mitigar el impacto a nivel nacional. Realizamos más de 10 debates de control político, en donde escuchamos a los gremios del país, pequeños empresarios y sociedad civil con el propósito de proteger las plazas de trabajo y ayudar a los sectores productivos. En la misma Comisión realizamos el gran debate al sector financiero y denunciamos su falta de solidaridad en medio de la crisis. Advertimos que algunas entidades subieron las tasas de interés en las distintas modalidades de crédito, a pesar de que el Banco de la República disminuyó la tasa de intervención. Propusimos un gran acuerdo nacional entre el Gobierno Nacional y los bancos colombianos para bajar las tasas de interés, emulando lo que había hecho Chile y la banca de ese país.

A mediados de mayo, avanzó nuestro proyecto de ley en coautoría con el senador Luis Fernando Velasco, conocido como Borrón y cuenta nueva en las Centrales de Riesgo. En plena crisis económica, esta iniciativa cobró el doble de importancia y se convirtió en una esperanza para muchos ciudadanos de recuperar su vida crediticia. Pese a la oposición de algunos sectores, logramos sacarla adelante con el apoyo de todos los partidos políticos y de los colombianos que nos alentaron a no desfallecer. El 11 de junio fue aprobado en su totalidad por el Congreso, pasó a revisión de la Corte Constitucional y posteriormente a sanción presidencial.

El borrón y cuenta nueva es una de las iniciativas, a nuestro parecer, que más va a ayudar en la reactivación económica que el país requiere. Esta contiene una serie de artículos entre los que más se destacan la amnistía por única vez para quienes extingan o renegocien su deuda en los 12 primeros meses de vigencia de la ley, protege a las víctimas de suplantación personal y obliga a las entidades a comunicar no sólo una sino dos veces a las personas que tengan deudas inferiores a $130.000 antes de ser reportadas negativamente. Calculamos que, gracias a esta nueva norma, entre siete y ocho millones de colombianos volverán a tener acceso a crédito formal.

Otra importante iniciativa que aprobamos en el Congreso en este período fue el Pago anticipado, sin multas, de créditos en cooperativas, fondos de empleados, asociaciones mutuales y establecimientos de comercio. El pasado 20 de junio fue aprobada por unanimidad en el Congreso y pasó a sanción presidencial para convertirse en ley. Se favorecerán más de siete millones de afiliados al sector cooperativo, así como todos los consumidores de productos crediticios que adquieran bienes o servicios con financiación directa por parte de cualquier tipo de comercio. Esta norma replica los beneficios de otra ley de nuestra autoría, la ley 1555 de 2012 o Pago anticipado de créditos bancarios, que eliminó las multas por prepagar total o parcialmente los créditos con las entidades bancarias. 

Además de estas tres leyes mencionadas, en julio del 2019 entró en vigor otra norma de nuestra autoría en compañía de toda la bancada del departamento de Córdoba. Se trata de la Estampilla pro-desarrollo de la Universidad de Córdoba con la que se invertirá en el mejoramiento de la infraestructura del campus, se ampliará la oferta académica recibiendo a más de 18.000 estudiantes, y se recaudarán aproximadamente $100 mil millones con énfasis en ciencia y tecnología.

Con estas cuatro iniciativas, sumamos un total de 14 leyes aprobadas en mi paso por el Congreso desde que llegué a la Cámara de Representantes en el año 2010. Hemos entregado a los colombianos ocho leyes por la defensa de su bolsillo y en contra de los abusos del sistema financiero, tres leyes que promueven el acceso a educación superior de los jóvenes de más bajos recursos y otras iniciativas como la eliminación de las cláusulas de permanencia en la telefonía móvil, así como el impulso al campo y las regiones más apartadas del país. También, hemos dado otras grandes luchas como lograr la salida de Electricaribe de la costa y buscar un servicio de energía digno para los usuarios. Todas estas batallas las he dado de la mano de ustedes, los ciudadanos, y por eso los invito a leer el informe completo en este link: http://www.davidbarguil.com/index.php/redes/comunicados/289-informe-de-gestion-2019-2020