Serendipity, una fortuita casualidad

Publicado por: maria.vargas el Jue, 25/03/2021 - 09:58
Share
Por: Luis Betancur Correa.
Serendipity, una fortuita casualidad - Luis Betancur

La palabra Serendipity o serendipia en español (termino no acuñado todavia por la Real Academia Española), derivada del vocablo árabe Serendib hace alusión al hallazgo inesperado de algo importante sin que se haya buscado expresamente. Algo parecido a encontrar una solución a un problema mientras se intenta resolver otro distinto, apareciendo como una agradable sorpresa por lo inesperado que suele traducirse en algo innovador y útil.

Existe una antigua fábula persa del siglo XVIII, con el título de Los tres príncipes de Serendip, en la que se cuentan las aventuras de tres príncipes, dotados del extraño don de descubrir accidentalmente soluciones a sus problemas. De otro lado esta el descubrimiento del cientifico griego Arquímedes, principio que lleva su nombre debido a que el rey Hierón II, pidió a Arquímedes que revisara si la corona que mando hacer era realmente de oro o de otro material.

Al no poder fundir la corona busco otra manera, por lo que se dice que bañándose se dio cuenta que un cuerpo sumergido total o parcialmente en el agua sufre un empujón vertical igual al peso que se desaloja y al mismo tiempo  supo tambien cómo medir la corona por lo que salio desnudo a la calle al grito de “Eureka” por su hallazgo.

Otro ejemplo de serendipity es el de Isaac Newton y la manzana que cayo mientras estaba bajo un arbol, descubriendo la ley de la gravitación universal, por un evento casual.

Siglos despues, se da la invención del Post – It. Art Fry, trabajador de 3M manejaba gran cantidad de pegamento en su trabajo. Un día, los cálculos fallaron y todo salió mal. El resultado fue un pegamento que apenas pegaba. Todo un fracaso. Esto lo conectó con otra situación que enfrentaba. El señor Fry, cantaba en la iglesia y tenia gran cantidad de papelitos para separar las partituras aunque, estos, siempre se caían. La conexión fue clara, usar ese pegamento para sujetar sus separadores en el libro de partituras. Esto le dio la genial idea de probarlo tambien en el trabajo.

El serendipity se produce con más frecuencia de lo imaginado. El hecho de no conocerlas es porque muchas veces no salen a la luz, se quedan en el entorno donde han tenido lugar. En lo que respecta al sector empresarial, algunos han sido el Viagra®, el Velcro®, los rayos X… que si no fuese por estas afortunadas coincidencias, el mundo sería diferente. Todo por un error, sí, pero también gracias a la mente de personas que no se conformaron con solo solucionar sus problemas y que no puede dejarse a la casualidad, ya que todo reside en estímulos que nos bombardean a lo largo del día.

Por eso es importante que trabajadores de todos los departamentos y grupos de intéres, participen activamente fomentando ideas disruptivas buscando que además de solucionar un problema o un proyecto, tambien se cree el entorno para que, ideas no previstas, salgan a la luz. Una empresa capaz de generar un ambiente abierto a nuevas ideas, podrá encontrar algo realmente innovador y útil. Las serendipias existen y aunque no encajan dentro de algo que se esta buscando, sí se dan por un hallazgo completamente inesperado y agradable.

Así, un asunto de marketing puede crear una serendipia para el área de manufactura, servicio, logística o viceversa. De hecho, grandes serendipias no se dieron por personas del área de innovación, como paso con el hueco de las donuts, hecho al parecer por el marinero Hanson Gregory, quien hizo el agujero con una tapa en un barco para solucionar otro problema, que la masa no se friera bien en el centro. Por esto es vital mantener un espíritu creativo, replantearse constantemente los procedimientos, creando ambientes de lluvia de ideas, de pensamiento lateral que generen ideas.

El serendipity requiere un estado de alerta. Quienes tienen ideas inesperadas no son más afortunados, ni más inteligentes, simplemente mantienen su mente en constante movimiento, buscan soluciones alternativas, escriben, corren, juegan tenis, pintan, saben escuchar, cuentan con espíritu crítico, se preguntan el por qué de las cosas además son inconformistas. Aquí es donde mejor se mueven las personas con perfil creativo, incluyente, habituadas a salirse de lo establecido y a explorar las rutas menos transitadas, para diferenciarse en un mercado altamente competitivo.

Además de contar con este talento, se deben introducir herramientas o técnicas que preparen el escenario para que las serendipias se produzcan, motivando a los equipos a generar ideas que deben ser apoyadas por los directivos, creando ambientes propicios para la serendipia, la creatividad y la innovación.

Para que el serendipity se dé, se debe tener un objetivo y estar abierto a nuevas oprtunidades y al mismo tiempo llenarnos de estímulos internos y externos con el fin de analizarlos, comprenderlos, aprovecharlos y convertirlos en una realidad. Los publicistas saben que poner una botella de Coca Cola en una escena aumentará sus ventas. Así que para conseguir una buena idea hay que aumentar la curiosidad.

Además de lo anterior, es importante saber que para obtener ideas novedosas, se pueden presentar fracasos o errores, que deben ser aceptados entendiendo que todos tenemos un portafolio de fracasos y que aprender de ellos para no repetirlos, sacarles ventaja, darle la vuelta al problema y usarlos en beneficio propio, es decir reirse de uno mismo es fundamental ya que con sentido del humor es más facil quitarle el poder negativo a los errores, además es un ingrediente básico para la creatividad. En serendipity pasa algo parecido al necesitarse del buen humor para crear situaciones inspiradoras.

Finalmente el serendipity se trata de la acción, estar en constante movimiento, por esto hay que salir de la zona de confort y ver más alla de lo habitual, es decir debemos darnos la oportunidad para que los hallazgos inesperados y afortunados nos encuentren o los encontremos.

Para que el serendipity se de, no hay que tener prisa aunque se debe ser constante, tener coraje (importante en este momento), motivar a las personas a no desfallecer ante las adversidades para contar con equipos persistentes, creativos, intuitivos y diversos, la generación de ideas nunca acaba y las posibilidades de un hallazgo inesperado y afortunado es cada vez mayor, a pesar del tiempo.

Cuentan que el orfebre alemán Johannes Gutenberg andaba perdido en su deseo por encontrar la manera de hacer libros. Tenía un objetivo y una motivación, aunque no lograba el resultado deseado. Un día, salio a caminar y se topó con una prensa para hacer vino. Al observar cómo la prensa hacía su trabajo, conectó rápidamente esta idea con el problema que tenía y así desarrollo la prensa de la imprenta con tipos móviles el que sería uno de los más grandes inventos de la historia

Es importante asumir las eventualidades de manera abierta, y así posiblemente podremos conectar con algo con lo que antes, desconocíamos o no percibíamos, por eso es crucial tener una actitud de búsqueda, al mismo tiempo que planteamos un objetivo, tal como el dicho popular, "el que busca encuentra…". La magia del serendipity reside en que sea lo que sea que buscamos, encontraremos algo muchisimo mejor.

Por esto, es importante comprender el concepto serendipity o serendipia, pues es probable que a muchas personas les ocurran situaciones no esperadas o erróneas; solo que quien tenga la capacidad de observar, intuir e investigar que ese hecho podría tener una aplicación relevante,  y saber sobreponerse a situaciones donde nada sale bien por una equivocación o por una situación fortuita, debe detenerse y analizar, pues podría estarse frente a un descubrimiento extraordinario que beneficiará su vida personal, de pareja, familiar, profesional y empresarial, cuya expresión final sería la de Arquímedes, ¡Eureka!, miren lo que logré

Siga a KIENYKE en Google News