Signo de madurez de la comunidad científica

Publicado por: maria.vargas el Lun, 14/06/2021 - 13:04
Share
Por: María Piedad Villaveces.

Desde el viernes en que el presidente de Colombia designó a Tito Crissien en el Ministerio de Ciencias hasta el viernes de esta semana, diferentes científicos y académicos se han manifestado en contra de tal nombramiento:  

  • La Academia de Ciencias ACCEFYN resaltó la falta de legitimidad del señor Crissien quien ha sido acusado de cometer plagio en algunas de sus publicaciones.  

  • La Fundación Alejandro Ángel Escobar sugirió al presidente nombrar una comisión internacional que revise los temas cuestionados de plagio en el que se encuentra involucrado el designado ministro.  

  • La Red de Gobernanza de la Ciencia instó al gobierno a nombrar a una persona que esté apartada de toda práctica para inflar los indicadores de producción académica. 

  • La Red para la Formación Ética y Ciudadana consideró un contrasentido que se apruebe una política de ética y bioética y que se nombre a una persona que ha sido cuestionada por plagio académico. 

  • La Sociedad Colombiana de Óptica le informó al presidente Duque que el señor Crissien no representa a la comunidad académica.  

  • La Sociedad Colombiana de Doctores e Investigadores de Colombia – SOPHIC pidió al presidente que impulse acciones consistentes para el fortalecimiento del sector de ciencia, tecnología e innovación.  

  • La Asamblea de Postgrados de la Universidad Nacional - mencionó que el ministro de ciencias debe ser un faro de la ética en la investigación.  

  • La Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia – AVANCIENCIA llamó la atención sobre unos artículos de análisis de nanopartículas en el que el señor Crissien es coautor siendo administrador de empresas. 

Ante este proceso, varios son los puntos a destacar: por un lado, la capacidad de los académicos de manifestarse, proteger a su sector y comunicar su malestar ante las autoridades. Anteriormente se veía a la comunidad científica colombiana como unos señores de canas con batas blancas encerrados en sus laboratorios. Lo que vimos la semana pasada es todo lo contrario: la comunidad científica es diversa, la componen hombres y mujeres de todas las edades y es bastante dinámica. Por el otro lado, es importante es importante destacar el cubrimiento de la prensa a ese descontento. Pocas veces se había vivido que Blu radio, la W radio, Caracol, El Espectador, El Tiempo, Red más noticias, La Silla Vacía, entre otros medios de comunicación cubrieran ese llamado que está haciendo actualmente la comunidad científica. En resumen, la comunidad está aprendiendo a expresarse y la prensa los ha aprendido a escuchar y está reconociendo a la comunidad científica como un actor relevante para la opinión pública nacional.  

En modelos de innovación e investigación responsable como la cuádruple hélice, el reto de integrar además del gobierno, la industria y la academia a la sociedad civil siempre es un reto. Sin embargo, la dinámica que se generó esta semana entre los investigadores de expresar su descontento con el nombramiento del ex rector de la Universidad de la Costa, son un inicio de la madurez de la comunidad científica y de la prensa para fortalecer esa cuarta hélice de la investigación e innovación responsable.   

El mensaje dejado ante la opinión pública colombiana fue claro: Desde la comunidad científica queremos que la cabeza del sector de Ciencia, Tecnología e Innovación - es decir el Ministro/a tenga legitimidad ante la comunidad científica y liderazgo en el sector público de forma que represente las necesidades del sector ante el gobierno. Nombrar a una persona que no tiene tal legitimidad por no responder satisfactoriamente acusaciones de plagio o de imprecisiones en la hoja de vida para inflar indicadores no sólo perjudicaría al señor Crissien sino a toda la comunidad científica colombiana.  Esperamos que el señor presidente Iván Duque sepa escuchar el mensaje y tomar acciones para fortalecer el sector.