Singladuras por el Mar Tasmánico. Parte I

Publicado por: maria.vargas el Vie, 27/11/2020 - 08:16
Share
Por: CN (RA) Mario Rubianogroot Roman - "Papayo el Velachero".
Mario Rubianogroot

El Mar Tasmánico o Mar de Tasmania, parte del sur de Océano Pacífico, situado entre la Australia continental y la isla de Tasmania al oeste, y la Isla Norte e Isla Sur de Nueva Zelanda al este. El mar de Tasmania, que recibe el nombre de su descubridor, el explorador y navegante holandés Abel Tasman, se une al océano Índico por el oeste y al mar de Coral por el norte. En su parte más ancha se extiende unos 1.930 km2 entre Sídney (Australia), y la Isla Norte. (Véase Mapa)

El Buque Escuela ARC "Gloria", desde su construcción hasta la fecha lo ha cruzado dos veces durante los años de 1970 y 1988, Comandado por el Capitán de Navío Benjamín Álzate Reyes (qepd) su primer comandante y Capitán de Navío José Ignacio Rozo Carvajal respectivamente; en ambas ocasiones la navegación se hizo desde Sídney (Australia) hasta Wellington (Nueva Zelanda), cuya distancia llega a ser de 1.425 millas entre dichos puertos. La velocidad del Gloria se calcula a 6 nudos o sea una singladura de 144 millas, para lograr en diez días (10) cubrir dicha distancia. Igual en ambas ocasiones yo tuve la fortuna de participar como parte de la tripulación; en la primera como cadete y en el 1988 como Segundo Comandante y el Responsable de la Navegación. A continuación, la bitácora de la travesía:

Se zarpa del muelle turístico de Sídney y dejamos por estribor el "Opera House" y la Communications Tower"; por la popa está el majestuoso "Harbour Bridge", Mar uno y Viento a un Largo. Al dejar el acantilado se da todo el velamen, es decir a todo trapo, pues el viento está soplando por el través de estribor o de bolina a unos 25 nudos (millas por hora). Magnífica navegación con proa a rumbo 120°, con el ánimo de ganar longitudes y latitudes ciñendo. Los reportes meteorológicos de las estaciones en Camberra y Plymouth, siempre nos anuncian que más abajo se están formando centros de baja presión, lo cual nos afectará la navegación; de tal forma que a "Correr se dijo"; así duramos dos días en actividades normales: clases en la mañana y en la tarde entrenamiento y prácticas por guardias de virajes por avante y en redondo. La tripulación está para grandes momentos; ya tenemos aproximadamente 12.500 millas de haber salido de "Cartagena de Indias", (del crucero del 88) nuestro heroico puerto colombiano y la Casa del Oficial Naval.

mar de tasmania

El tercer día el médico nos reporta que nuestro Ingeniero Jefe, Capitán de Corbeta Mauricio Méndez Pizarro (qepd), está con graves dolencias, pues le resultaron "Cálculos Renales"; el Comandante analiza la situación y decide continuar la travesía y se le dan medicinas y calmantes al enfermo. El viento arrecia y la velocidad del mismo aumenta a los 60 nudos, pero está virando hacia nuestra proa. Se debe corregir la derrota, se arrían las velas cuadras y dejamos las cuchillas como son los foques, estays y la cangreja para que contribuya en la orzada. Así continuamos dos días más, pero el velero empieza a cabecear y se observan claramente las guiñadas y la Cruz del Sur a las 18 horas. Aquí se empieza a "Marear" hasta el ancla y preparamos la cubierta del Alcázar como el "Mareodromo", para "llamar al Tigre".

El Quinto día, al verificar nuestra Estación Meteorológica de Superficie, se ve que bajaron los barómetros a menos de mil milibares, el anemómetro gira cual “loca veleta”, se escuchan los "Cuarenta Bramadores" y se nos vino encima el Centro de Baja presión. "Mar Cinco”, Chubascos a granel, líneas de vida sobre cubierta, velocidad del viento a 65 nudos; se pone la proa al Norte, mejor dicho, Viento de Arribada o para donde nos lleve, con el fin de, lastima, perder latitud; se dan las velas bajas y latinas de Capa y ordenes de solo “Pito de Contramaestre”. Quien tenga que salir a Cubierta debe usar obligatoriamente el Chaleco Salvavidas y las mangas de la bota dentro de las medias. Toda la precaución del caso. Así permanecemos hasta terminado el sexto día. Clases continúan en las mañanas y se estudia en la práctica las clases de Meteorología. Visibilidad aproximada 5 millas, nubosidad 3/8, hay cirrus de mal tiempo, estratos y cúmulos-nimbos; continua el pésimo tiempo. Clases de viento y mares, las relaciones existentes entre el termómetro, anemómetro y el barómetro. "Mares de los marineros, cuanta humedad en la ropa, que fatiga en las rodillas". Que maravilla. Esta experiencia no se podrá olvidar.

Continurá...