Sobre la igualdad: Parte 2

Publicado por: maria.vargas el Lun, 01/03/2021 - 09:21
Share
Por: Carlos Avilán.
Carlos Avilán

Continuando sobre la reflexión que conlleva hablar sobre la igualdad, existe un término que merece la pena mencionar y es el de la libertad. La libertad implica también la posibilidad de que las personas se manifiestan desigualmente, de acuerdo con sus capacidades e intereses.

Si en una sociedad existen dos personas con las mismas capacidades y oportunidades, y una de ellas tiene éxito y la otra no, se podría decir que la primera hizo buen uso de sus oportunidades, mientras que la segunda no. En este orden de ideas, el talento o las habilidades excepcionales, no otorgan derechos a determinadas posiciones dentro la sociedad; lo que cuenta es el uso que se le da a dicho talento. Reclamar este derecho es equivalente a exigir al estado que lo otorgue, colocando a las personas que lo hacen en situaciones egoístas. 

Es este el origen de la creación de ideas e inútiles instituciones coercitivas que buscan crear igualdad de resultados en personas desiguales, cuando lo que se debe brindar es igualdad de oportunidades. 

Esta filosofía política en que el estado debe garantizar una igualdad por encima de lo que sea, es la que infortunadamente predican quienes menos arriesgan, trabajan o crean. El igualitarismo material estanca el progreso y ha marcado el paso en los países del tercer mundo. Es importante que nosotros como conservadores, exijamos igualdad ante la ley. Esto produce que quien por su esfuerzo y logros pueda tener éxito. Impulsar las teorías evolucionistas conservadoras es un imperativo.