¡Unidos, sí se puede!

Publicado por: sebastian.alvira el Sáb, 06/03/2021 - 16:48
Share
Por: Carolina Salgado
¡Unidos, sí se puede!

Se cumplen dos años de la ‘Gran Alianza por la Nutrición’; un sueño, una meta y un cúmulo de esfuerzos, que han demostrado que unidos, sí se puede.

Han sido veinticuatro meses de un trabajo intenso y decidido que, desde la Consejería Presidencial para la Niñez y la Adolescencia y con el liderazgo de la Primera Dama de la Nación, María Juliana Ruiz Sandoval, nos ha permitido posicionar la nutrición y la seguridad alimentaria como fuentes de bienestar y desarrollo integral para los niños, niñas y adolescentes del país.

Cada logro ha sido el resultado del trabajo colaborativo, conjunto y articulado que hemos afianzado con todos nuestros aliados del sector público, el sector privado, la academia, la comunidad internacional, la sociedad civil, bajo un sello de confianza y compromiso, que se enmarca en la hoja de ruta establecida en el 'Pacto por la Seguridad Alimentaria: mentes y cuerpos sanos', del Plan Nacional de Desarrollo y en los compromisos que nos impone el cumplimiento del ODS 2.

Reconocemos que hay etapas vitales y cruciales en el desarrollo fisiológico y cognitivo de nuestros niños y niñas y por eso hemos hecho una apuesta contundente en los primeros mil días de vida, a través de la promoción de la lactancia materna y de la alimentación complementaria adecuada. Por esto, establecimos como prioridad la formulación de la nueva ‘Política Pública de Lactancia Materna y Alimentación Complementaria para la vigencia 2021-2030’, trabajo que se adelanta gracias al convenio con la Fundación Salutia, y el apoyo técnico de la Fundación Éxito, el Ministerio de Salud y el ICBF.

Vemos con satisfacción la consolidación del Plan de Trabajo Contra la Desnutrición Ni1+, diseñado y puesto en marcha desde el trabajo en la Comisión Intersectorial de Seguridad Alimentaria y Nutricional (CISAN) y que muestra, en 2020, una reducción preliminar de cerca del 35% en las notificaciones de muertes de niñas y niños menores de 5 años por y asociadas a desnutrición. Además, su impacto está en proceso de ampliarse, pasando de 11 a 14 departamentos beneficiados.

Con el aporte de Procter & Gamble (P&G) se distribuyeron sachets de polvo purificador de agua en zonas rurales, beneficiando a los niños y niñas del servicio ‘1.000 Días para Cambiar el Mundo’ y de los servicios de Primera Infancia del ICBF.

De igual forma y con el propósito de potenciar las facilidades que nos da la virtualidad, hemos identificado estrategias educativas, acompañadas de apoyos pedagógicos, porque entendemos que más que suplir una necesidad física, es crear conciencia y entendimiento de los alimentos que llevamos a nuestro cuerpo. Junto a la Organización de Estados Iberoamericanos y el apoyo técnico del Ministerio de Salud, Ministerio de Educación e ICBF creamos el curso virtual de Estilos de Vida Saludable para Adolescentes y Jóvenes’; con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y en alianza con el Departamento Administrativo de la Presidencia de la República (DAPRE), estamos desarrollando el curso virtual de Ambientes Alimentarios Saludables y Sostenibles, con el que buscamos llegar a todos los rincones del país en este 2021; y con DSM Nutritional Products y el apoyo técnico del SENA, el Ministerio de Salud y el ICBF, se desarrolló el curso virtual Prevención de la Anemia para Ser, Crecer y Aprender’.

Resalto dos temas adicionales: desde el trabajo coordinado de la Comisión Intersectorial de Seguridad Alimentaria y Nutricional (CISAN), se logró impulsar la formulación de la Política Pública Nacional para la Prevención y Reducción de Pérdidas y Desperdicios de Alimentos en Colombia, un tema prioritario en el que también hemos contado con la experiencia y valiosos aportes de Ábaco (Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia) y de la Cámara de la Industria de Alimentos de la ANDI. Así mismo, el pasado mes de febrero presentamos la iniciativa, ‘Innovación para la Nutrición’ (Innovation for Nutrition-I4N), que busca promover activamente la lucha contra la malnutrición en Colombia y América Latina y el Caribe, gracias al apoyo y acompañamiento técnico del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (WFP).

Reconocemos los avances de la Gran Alianza por la Nutrición en sus dos años y miramos con expectativa las metas por cumplir. Este es un compromiso de todos los días y con el aporte de cada uno de nuestros aliados, estamos reafirmando que unidos sí podemos erradicar la desnutrición, fortalecer la seguridad alimentaria en los hogares de nuestro país y cambiar el futuro, en cuerpo y en alma, de las nuevas generaciones de colombianos.