Revise bien su maleta porque hay policías que le pueden meter coca

Publicado por: admin el Vie, 01/04/2016 - 12:07
Share
Un total de 14 policías adscritos a la subestación de policía Curcuel, Nariño, han sido capturados por la Fiscalía General de la Nación por extorsionar a personas inocentes, a quienes los mis
Revise bien su maleta porque hay policías que le pueden meter coca
Un total de 14 policías adscritos a la subestación de policía Curcuel, Nariño, han sido capturados por la Fiscalía General de la Nación por extorsionar a personas inocentes, a quienes los mismos uniformados les ponían drogas entre sus pertenencias para inculparlos. Este viernes se logró la captura de los últimos nueve uniformados que hacen parte del grupo detenido e investigado. Según lo dio a conocer la fiscalía, el grupo de policías, que trabajaban en turnos diferentes, se dedicaban a introducir estupefacientes dentro de las pertenencias de incautos transeúntes para luego exigirles grandes cantidades de dinero a cambio de dejarlos en libertad. De igual forma la fiscalía pudo hallar evidencia que demostraría que los uniformados detenidos aprovechaban que en muchos de los casos las víctimas tenían anotaciones o antecedentes judiciales para manifestarles que sobre ellos pesaban órdenes de captura. A estas personas también les exigían gruesas sumas de dinero para no trasladarlos hasta una cárcel. Varias víctimas denunciaron la situación y la fiscalía inició una investigación secreta que en agosto del año pasado dio sus primeros frutos. Para esa época fueron detenidos tres uniformados, dos patrulleros y un subintendente. Tras la captura de estos policías señalados de corrupción otros dos uniformados confesaron su participación en el delito y colaboraron con el ente investigador. Gracias a la confesión de los policías, que obtuvieron beneficios, la investigación judicial recogió nuevos hechos, más pruebas y se conocieron otras víctimas; así se logró la captura de los últimos nueve policías vinculados a la extorsión. Desde la Fiscalía General de la Nación dieron a conocer que todos los capturados fueron aparados de su cargos como policías y se les sindicaron los delitos de concusión y concierto para delinquir.