México cuenta con su primer hospital público trans

Publicado por: daniel.ortiz el Jue, 11/11/2021 - 12:39
Share
La Ciudad de México cuenta con su primera clínica pública trans. En latinoamérica solo existen centros médicos privados.

Sandra Montiel, es una trabajadora sexual de 43 años, quien aseguró que a su amiga la habían discriminado en siete hospitales en México, por ser trans.

Tras una larga búsqueda para que su amiga fuera atendida, por sus complicaciones tras inyectarse biopolímeros en los glúteos. Finalmente la mujer pudo ser intervenida en la Clínica Trans de Ciudad de México, la cual es la primera de su tipo en el país. En latinoamérica son mayormente privadas. 

"No la quisieron ni tocar, ni revisar, ni hacer una limpieza", explicó Sandra a la AFP.

Sin embargo, estas situaciones son muy recurrentes para las personas trans cuando buscan cualquier tipo de atención médica, a lo que en la nueva clínica qse quiere cambiar al ofrecer un servicio que además, incluye apoyo psicológico y tratamientos hormonales. 

La encargada del área médica, Erika González, señaló que: "No todos los lugares de salud están capacitados o familiarizados con la comunidad trans. Muchas veces (las pacientes) se sienten discriminadas o tienen miedo a un maltrato".

Esta clínica se construyó por una promesa de campaña de la alcaldesa Claudia Sheinbaum. El centro asistencial cuenta con 32 trabajadores, de los cuales 11 son mujeres y hombres trans, pues así buscan generar más confianza a los usuarios. 

Oyuki Martínez, asesores del centro de salud y actividad trans, dijo que se debe "entender desde pares (...) rompe los paradigmas de otros espacios en donde se sienten violentadas, excluidas y discriminadas".

La clínica no solo salva vidas de las mujeres trans, también lo ha hecho con sus trabajadores; como es el caso de Karim Gutierrez, quien expresó que: "Fuimos buscados (contratados) para poder dar este abrigo, para no vernos diferentes (...), no tener esta observación de qué eres cuando realmente somos personas".

Las instalaciones cuentan con dos plantas en el centro de la ciudad y la clínica tiene tan solo dos médicos generales y cuatro especialistas. Pero no ofrecen cirugías, de ser necesario puede emitir autorizaciones para que los pacientes sean atendidos en otros centros hospitalarios. 

En pocas semanas de funcionamiento se ha recibido más de 200 personas, quienes mayormente buscan el apoyo psicológico con el fin de inciar tratamientos hormonales y cambiar de sexo. 

Lo importante de este hecho es que se busque replicar estos centros hospitalarios en cada lugar que sea necesario, tal como lo afirmó Martínez; pues la esperanza de vidas de una personas trans en México es de apenas 35 años, frente a 77 de toda la población. 

 

KienyKe Stories