Mientras la Covid-19 sigue imparable en EEUU, popularidad de Trump desciende

Publicado por: michell.figueroa el Lun, 10/08/2020 - 07:45
Share
Creado Por
Agencia Anadolu
La última encuesta del Instituto de Estudios de la Universidad de Berkeley, California revela que Trump también está perdiendo el apoyo de los republicanos en las últimas semanas.
Donald Trump

El debate político sobre el uso obligatorio de las mascarillas y las constantes contradicciones de Donald Trump a la hora de encarar la pandemia de la COVID-19, están cobrando la factura electoral en el camino de la reelección que busca el presidente. Algunas encuestas señalan que la popularidad del presidente cayó hasta 39 puntos porcentuales en estados como California.

Desde hace un mes y a menos de 100 días de que se realicen las elecciones presidenciales en Estados Unidos, el exvicepresidente Joe Biden sigue ascendiendo en las encuestas nacionales y se mantiene por encima del presidente Trump, incluso en los estados claves del país: Pennsylvania, Michigan, Wisconsin, Carolina del Norte, Arizona y Florida.

La última encuesta del Instituto de Estudios de la Universidad de Berkeley, California, revela que Trump también está perdiendo el apoyo de los republicanos en las últimas semanas, en de los efectos catastróficos de la pandemia en el país.

Según la encuesta de UC Berkeley, Biden está hasta 39 puntos porcentuales arriba de Trump en California, incluso nueve puntos más arriba de lo que logró Hillary Clinton sobre Trump, previo a las elecciones de 2016. Solo el 29% de residentes de California aprueban la gestión del actual presidente con el referente de la COVID-19.


Los datos arrojados por Berkeley, señalan que el 71% de los encuestados desaprueba la gestión de Trump y su postura variante ante la crisis de salud que inició en marzo pasado. Además, Berkeley apunta que la aprobación del presidente cayó hasta ocho puntos en regiones consideradas como conservadoras.

Los más recientes datos de la plataforma de estadística WorldoMeter EEUU confirma 4.991.603 de casos de coronavirus y más de 160.000 muertes. La liga de beisbol, o MLB, deporte rey entre los norteamericanos, fue suspendida, al igual que otras actividades nacionales, en medio del debate entre algunos gobernadores y Trump en cuanto al uso de mascarillas en el país.

La “gran fiesta” en la que Trump esperaba aceptar oficialmente su candidatura frente a 15 mil personas, fue otra de las actividades que fue suspendida debido a esta debate político por el uso de las máscaras médicas y la implementación de nuevas medidas ante la ola de coronavirus en el país. Trump se vio obligado a cancelar la Convención Republicana prevista para el 27 de agosto, primero en Charlotte, Carolina del Norte, porque las autoridades exigieron medidas estrictas de prevención que el presidente buscaba obviar.

Después, el intento por desarrollar la gran convención en la misma fecha se traslado en Jacksonville, Florida, ciudad dirigida por republicanos que apoyan al presidente. Nuevamente se vio frustrado días después debido a la presión de la opinión pública, ya que en las últimas convenciones muchas personas aparecieron sin máscaras e irrespetando el distanciamiento social.


El 12 de julio, cuando Trump visitó el Hospital Militar de Washington DC utilizando una mascarilla, parecía que el mandatario había cedido a la presión de los gobernadores que exigen una orden a nivel nacional para obligar a los estadounidenses a usar la máscara médica.

Sin embargo, Trump compartió en su cuenta de twitter un video en el que un supuesto doctor aseguraba que las personas “no necesitan usar tapabocas”.

 

El exvicepresidente a la cabeza

Las últimas encuestas colocan a Biden muy arriba de Trump. El sondeo de la cadena NBC/Wall Street Journal revela que Trump se mantiene arriba únicamente en segmentos de la población blanca sin estudios universitarios.

Los datos indican que Biden tiene el 80% de aceptación versus el 6% entre los afroamericanos; 67% versus 22% entre los latinos; 62% versus 23% entre los electores menores de 34 años; 58% versus 35%, entre el voto de las mujeres y 53% versus 38% entre los votantes blancos.

“Las encuestas son un reflejo de cómo la gente se siente. Las elecciones son en noviembre, los número pueden cambiar y por eso, es importante que como partido empujemos hacia adelante, tengamos contacto con los votantes. Es alentador estar arriba en las encuestas, pero el enfoque del partido debe estar ahora en los votantes”, dijo el demócrata Charles Wilson.

Aunque en el tema económico Trump aún recibe buena calificación a la hora de responder a la crisis de salud y de la pandemia, el presidente recibe la desaprobación y las críticas. Según los republicanos esto no representa ninguna preocupación, porque fue el mismo escenario en 2016.

“Es lo mismo que en el 2016. Se centraron en la supresión de las encuestas para suprimir el voto republicano. Sacan al candidato demócrata arriba en las encuestas para crear una narrativa o una profecía que se cumpla, pero no es así y en el 2016 se comprobó eso, cuando Hillary Clinton estaba arriba por 16 puntos y les salió el tiro por la culata”, señaló el republicano Iván García Hidalgo a la Agencia Anadolu.

La expectativa crece, pues Biden confirmó que presentará el nombre de su compañera para la fórmula vicepresidencial en los próximos días, clave en materia de sumar más votantes.


Contradicciones en contra

De acuerdo a los datos de las autoridades de salud, el repunte de los casos se ha dado entre adultos jóvenes que después de levantar las restricciones se dedicaron a visitar bares y restaurantes. De ahí el debate de los gobernadores sobre ordenar o no el uso de la mascarilla en todos los espacios, Trump se enfrasco en esta discusión mostrando una postura diferente cada vez que fue cuestionado.

Los gobernadores que se oponen, como Tate Reeves, de Mississippi, creen que la discusión del uso de la mascarilla es política; mientras que, los que están a favor consideran que Trump debería emitir una orden para que la mascarilla se use de manera obligatoria en todo el país.

Sin embargo, el presidente no emitirá ningún mandato al respecto. “La gente tiene libertad y no creo en eso (uso de la máscara) y no creo que si todos utilicemos mascarilla el virus desaparecerá. Creo que las máscaras médicas son buenas, pero eso se lo dejo a los gobernadores”, se refirió Trump en una entrevista con Fox News la semana pasada, al debate por el uso de las mascarillas.

Como en otros temas y otras medidas, la postura de Trump al respecto del uso de la mascarilla ha variado a lo largo de la pandemia. Y según el presidente, aunque los de contagios son altos, Estados Unidos tiene una tasa de mortalidad “más baja” en el mundo.

Pero según un informe de la Universidad John Hopkins, el país ocupa el primer lugar, entre 20 países, en la tasa de mortalidad, incluso arriba de Italia y España, que son los dos países más golpeados por la COVID-19 en Europa.

Las autoridades del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) advirtieron que se detectaron casos en los que era necesario que los pacientes utilizaran mascarilla y que además, el uso de protección podría controlar los contagios entre seis y nueve semanas.

Escuche las noticias más importantes del día: