¿Quiénes son 'Antifa' y por qué Trump los quiere declarar como terroristas?

Publicado por: diana.garcia el Lun, 01/06/2020 - 08:21
Share
Estados Unidos se enfrenta a una serie de manifestaciones y protestas sociales por la muerte de George Floyd.
¿Quiénes son 'Antifa' y por qué Trump los quiere declarar como terroristas?
Créditos:
Blu-news.org

Las manifestaciones en distintas ciudades de Estados Unidos se han llevado a cabo luego de la muerte de George Floyd, un ciudadano afroamericano de 46 años a manos de la policía el pasado lunes en Minneapolis. Las protestas se han tornado violentas después de que el repudiable hecho fuera compartido por redes sociales.

El presidente Donald Trump culpó de los disturbios y designará como grupo terrorista al movimiento antifascista estadounidense, conocido como Antifa.

Este grupo de personas son un pequeño movimiento radical que, tras la llegada de Trump a la Casa Blanca, se han hecho cada vez más activas contra las manifestaciones de los supremacistas blancos. 

El historiador Mark Bray, autor de 'Antifa: The Anti-Fascist Handbook', sitúa el nacimiento en Estados Unidos de este movimiento a finales de los años 80, ligado al grupo ARA (Anti-Racist Action), precursores de los movimientos antifascistas en este país que hicieron frente a los supremacistas y neonazis estadounidenses.

Sin embargo, los activistas de Antifa son a menudo identificados por Trump y sus seguidores como "extrema-izquierda", contrapuestos a la derecha alternativa que apoya al gobernante y que engloba a los grupos ultranacionalistas blancos.

Antifa es un movimiento sin estructura jerárquica que está compuesto por varios grupos e individuos organizados, sobre todo en los últimos años, a través de las redes sociales, por ello, en junio de 2019 fue nombrado por diferentes medios de comunicación, cuando sus miembros se enfrentaron a los de un grupo de extrema derecha llamado 'Proud Boys' en Portland. 

El movimiento recuperó notoriedad desde el 2016 haciendo presencia en protestas agresivas contra el racismo y la brutalidad policial,  en respuesta a la llegada de Donald Trump al poder y al auge de movimientos supremacistas ligados al Tea Party y a la extrema derecha que apoya al presidente. 

Los miembros del grupo antifacista son generalmente jóvenes, que se visten totalmente de negro y utilizan máscaras o pañuelos para tapar su rostro y evitar ser identificados. Aunque ha tenido presencia en varios países europeos, se ha enfocado en los Estados Unidos en los últimos años.

Por el momento, con las manifestaciones que se están dando en EE. UU., el fiscal general, William  Barr, emitió una declaración en la que aseguró que el Departamento de Justicia activará a las 56 oficinas de la Fuerza de Tareas Conjunta del FBI para identificar a "grupos radicales y agitadores externos" que aprovechan para "seguir su propia agenda".

Además, con los disturbios que hubo a las afueras de la casa blanca en la noche del domingo  31 de mayo, la alcaldesa de la capital estadounidense, Muriel Bowser, declaró el toque de queda y convocó a la Guardia Nacional para retomar el control.