Bogotá, sede de la Cumbre Mundial de arte y Cultura para la paz

Bogotá, sede de la Cumbre Mundial de arte y Cultura para la paz

19 de marzo del 2015

Entre el 6 y el 12 de abril se realizará en Bogotá la Cumbre Mundial de arte y Cultura para la paz de Colombia, en la que representantes de todas las corrientes artísticas reflexionarán y tomarán acciones para sensibilizar a la sociedad en la construcción de la paz.

De acuerdo con la información oficial del evento, son 109 invitados internacionales de 37 países de 4 continentes y 354 invitados nacionales de todas las regiones del país.

Se presentarán 150 procesos artísticos y culturales, 15 líderes indígenas, 28 presentaciones de teatro, 12 cine- foros, exposiciones de artes plásticas y visuales, convocatorias públicas para fotógrafos, videógrafos y cronistas y cinco conciertos metropolitanos hacen parte de la programación.

Serán muchas las voces que ayudarán compartiendo su experiencia en sus países de origen, entre otras, las de las argentinas Estela de Carloto, presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo y Mirta Clara, cuyo testimonio de su tortura y la muerte de su esposo fue recogido en el libro Pájaros sin luz, testimonio de mujeres de desaparecidos, así como la sudafricana Jane Taylor, experta en el rol de las artes en la reconciliación.

También están la ugandesa Lindsay McClain Opiyo, constructora de paz que se especializa en la música y la transformación de conflictos y centrado en las víctimas y la justicia de transición; Raúl Rosende, director de la Oficina de la Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) y quien desde 1990 ha trabajado en misiones de paz en Nicaragua, Colombia, Afganistán, territorios ocupados de Palestina, Turquía, Yemen y Siria y el DJ estadounidense Kevin Donovan, mejor conocido como Afrika Bambaataa.

Entre los invitados nacionales se encuentran Santiago Gamboa, León Valencia, Piedad Bonnett, Jesús Martín Barbero, Renato Ortiz, Sergio de Zubiría y Jesús Abad Colorado. Será como un carnaval multicolor donde todas las expresiones estarán de fiesta.

Una cumbre polifónica que permitirá el diálogo de voces y expresiones artísticas de todo tipo desde la pintura hasta la escultura, la actuación, la literatura, el debate y la música, y en la que todas las voces tendrán el mismo valor, desde los académicos hasta los artistas populares; desde los representantes internacionales hasta los de las regiones. Esta iniciativa nació gracias al comité de impulso conformado por más de 50 artistas y organizaciones, el movimiento cultural Artistas por la Paz, la Alcaldía Mayor de Bogotá, en cabeza del Instituto Distrital de las Artes de Bogotá –Idartes–, entidad adscrita a la Secretaria de Cultura, Recreación y Deporte; así como de la Alta Consejería para los Derechos de las Víctimas, la Paz y la Reconciliación.

“La cumbre busca que el arte y la cultura sean tenidos en cuenta en el Proceso de Paz, pero más allá de eso, incidir en una sociedad que necesita movilizar la mente, el cuerpo y el espíritu alrededor de la posibilidad de construir una cultura de paz en donde todos podamos ser y podamos ejercer una ciudadanía libre y democrática”, explica Santiago Trujillo, director de Idartes.

Marcha por las Víctimas

El 9 de abril, fecha declarada como el Día Nacional de la Memoria y la Solidaridad con las Víctimas se realizará una marcha que partirá desde varios puntos de la ciudad.

El viernes 10 de abril también habrá un acto simbólico en memoria de las víctimas en el Centro de Memoria con un „pare‟ de los artistas en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán donde se expresarán alrededor de la paz.

Este evento reviste gran importancia, más si se tiene en cuenta que en Colombia, según cifras de la Alta Consejería para los Derechos de las Víctimas, la Paz y la Reconciliación, hay 6.996.539 víctimas del conflicto armado y sólo en Bogotá se han atendido 595.913 de ellas. “Bogotá cuenta con lugares y personas dedicadas exclusivamente a su atención, en varios frentes: legal, jurídico, ayudas, retornos, reubicación, alojamiento, y servicios integrales bajo el modelo Dignificar”, explica la Alta Consejera Ana Teresa Bernal. Entre las acciones lideradas por esta consejería para mejorar la situación de las víctimas en Bogotá se han emprendido diversas acciones: “Nos hemos adentrado en procesos de restitución de tierras, de retornos y reubicaciones, de reparación colectiva, de reparación integral y el propio de asistencia y atención para el cual fue creada la Alta Consejería. Hemos dado un paso más a nuestra competencia institucional y ya estamos articulando con la Nación, procesos de mayor impacto para nuestra población víctima”.