Cae banda que atracaba en carreteras de Antioquia y Boyacá

Foto: Policía Antioquia

Cae banda que atracaba en carreteras de Antioquia y Boyacá

9 de mayo del 2017

La Policía de Antioquia desarticuló a una banda que se dedicaba a robar a los conductores en las carreteras de este departamento y de Boyacá. Se hacían llamar ‘Los encuelladores’.

El comandante Wilson Pardo informó que gracias a la operación Cazador se pudo capturar al cabecilla de la estructura, identificado como ‘Edison’, luego de dos meses de seguimientos e investigaciones por parte del grupo contra atracos de la Sijín.

De acuerdo con el oficial, la banda empezó a operar hace tres meses en Antioquia pero antes actuaba en los corredores viales de Boyacá.

El operativo se llevó a cabo en la vía que de Cisneros conduce a Puerto Berrio, justo en la entrada al municipio de San Roque. En él se dio la captura de ‘Edinson’, de 26 años, quien había sido capturado en el 2013 por los delitos de porte ilegal y porte de estupefaciente en Puerto Boyacá.

Luego, se logró la ubicación y aprehensión alias ‘Moreno’, de 33 años, quien encargaba de detectar y detener a las posibles víctimas, y ‘El Indio’, de 18 años, cuya función era intimidar a los conductores con armas de fuego para que entregaran las pertenencias.

El modus operandi de estos delincuentes, explicó el comandante Pardo, “era movilizarse por las vías en una motocicleta y un automóvil hasta elegir la víctima a quien, mediante intimidación con armas de fuego y por medio de agresiones verbales y físicas, lograban despojar de sus objetos o pertenencias de valor y dinero en efectivo”.

Al llegar al departamento antioqueño, los delincuentes empezaron a operar en las vías del Nordeste.

En el momento de su captura, fue posible recuperar seis millones de pesos que habían hurtado minutos antes y se incautó dos armas de fuego y munición.

Los hombre fueron dejados a disposición de la Fiscalía seccional San Roque, por los delitos de hurto calificado y agravado y tráfico, fabricación o porte de armas de fuego o munición, y luego un juez los envió a la cárcel.