Caldas toma medidas para segunda temporada de lluvias

Foto: Gobernación de Caldas

Caldas toma medidas para segunda temporada de lluvias

8 de septiembre del 2017

Ante la inminente llegada de la segunda temporada de lluvias al departamento de Caldas, las autoridades locales y departamentales se preparan para atender las emergencias que se presenten por inundaciones, vientos fuertes y avenidas torrenciales. 

Félix Ricardo Giraldo, director de la Unidad Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres (Udeger), informó que en coordinación conjunta entre organismos departamentales, municipales y organismos de socorro como la Cruz Roja, la Defensa Civil, los Bomberos, y de seguridad como la Policía y el Ejército, se enfrentará las situaciones adversas debido a la alta nubosidad y pluviosidad que generan los huracanes que están activos en el momento. 

“Tenemos todos los equipos preparados. Hay 27 municipios cubiertos con Cuerpos de Bomberos y contamos con herramientas de monitoreo permanente para dar alertas oportunas a las localidades”, detalló el funcionario. 

El director de la Udeger explicó, además, que la temporada de lluvias se extendería hasta finales de noviembre y recordó que Caldas es vulnerable a deslizamientos, vientos fuertes, inundaciones y avenidas torrenciales, fenómenos que ocurren, con mayor frecuencia, en Manzanares, Marquetalia, Samaná, Pensilvania, San José, Belalcázar, Anserma, Risaralda, Riosucio, Palestina (corregimiento de Arauca) y La Dorada.

 
 
Ante esta situación, Giraldo pidió a los habitantes de todo el departamento que tomen algunas medidas de prevención. Entre ellas, destacó: 
  • Asegurar con amarras los techos de las viviendas, para evitar que ante un viento fuerte salgan volando por el aire. 
  • Monitorear las microcuencas y reportar si presentan peligro de deslizamientos a las autoridades locales.
  • Verificar el nivel de los ríos. 
  • Tener siempre a la mano los números de teléfonos de los organismos de emergencia.
  • Limpiar canales y sumideros para que el agua corra y así evitar taponamientos.
  • Tener identificadas las rutas de evacuación y los puntos de encuentro. 

En la zona urbana, recalcó el funcionario, las inundaciones se generan porque los desagües están taponados con basuras o escombros. Así que solicitó la colaboración de la comunidad para evitar incidentes.