Defensores de DDHH preocupados por caravana de migrantes

25 de octubre del 2018

El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional afirma que hay casos de vulneración y falta de protección de los derechos de las personas que transitan hacia Estados Unidos. El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil) expresó “preocupación” por las vulneraciones a los derechos humanos que han vivido los migrantes que […]

Defensores de DDHH preocupados por caravana de migrantes

El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional afirma que hay casos de vulneración y falta de protección de los derechos de las personas que transitan hacia Estados Unidos.

El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil) expresó “preocupación” por las vulneraciones a los derechos humanos que han vivido los migrantes que se desplazan hacia Estados Unidos en una caravana.

Aunque no hay datos oficiales, se calcula que unas 7.000 personas, entre hombres, mujeres, niños y niñas, hacen parte de la caravana que partió desde Honduras con la meta de entrar a Estados Unidos. A lo largo del viaje, más personas se han unido al viaje.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Migración de México, 640 personas han solicitado asilo en México. Sin embargo, solamente 164 mujeres, 104 niños y personas adultas mayores han recibido un trato prioritario.

Cejil se refirió a las agresiones que han sufrido los migrantes a manos de las fuerzas de seguridad en Guatemala y México, la falta de alimentación adecuada y el escaso acceso a albergues suficientes. Tampoco cuentan con medicamentos para enfrentar los problemas de salud propios de las extensas caminatas.

A la luz de la migración masiva, Cejil recordó que esas personas fueron forzadas a salir de sus hogares debido a las crisis políticas y económicas que ocasionaron la migración masiva.

“Es preciso recordar que la caravana es producto de la violencia, la represión, la corrupción y la impunidad que azota a Honduras y a los otros países que integran el Triángulo Norte”, indicó la organización en un comunicado de prensa.

Honduras, por ejemplo, encabeza las listas entre los países más desiguales y violentos del mundo. Además, enfrenta una inestabilidad política que se agudizó a partir de noviembre de 2017 cuando Juan Orlando Hernández fue reelegido en unas elecciones seriamente cuestionadas, pero apoyadas por el gobierno de Estados Unidos.

“Ante este panorama, migrar para solicitar refugio o asilo no es un crimen y los Estados tienen obligaciones internacionales que deben respetar y garantizar tanto para evitar la migración, como en el tránsito y en el destino”, explicó la organización.

Los expertos además resaltaron que las personas tienen el derecho a solicitar protección internacional en otro país que no sea su país de origen. “México y Estados Unidos deberán respetar estas solicitudes, de acuerdo a sus compromisos internacionales y nacionales”, señala el comunicado de prensa.

“Las Américas están pasando una crisis de movilidad humana. Migrar es un derecho y no migrar también. Si bien existen responsabilidades diferenciadas, todos los Estados deben atender y entender las causas estructurales que generan la migración y comprometerse con avanzar en el fortalecimiento del estado de derecho y la garantía plena de los derechos humanos”, concluyó Cejil.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO