El hombre que vivió 40 años sin pene

El hombre que vivió 40 años sin pene

21 de agosto del 2015

Andrew Wardle, de 39 años, quien actualmente se desempeña como guardia de seguridad británico, nació sin pene.

Wardle nació con una condición extraña llamada Extrofia Vesical, una vejiga utópica, fuera de su cuerpo. Tenía testículos pero su pene nunca se desarrolló.

Los médicos reacomodaron la vejiga pero no pudieron hacer algo por la falta de su miembro. En pocos días se someterá a una intervención quirúrgica pionera. Los médicos de una clínica universitaria de Londres le implantarán un pene hecho con piel de su brazo.

Para el implante, los galenos utilizarán una importante cantidad de piel de su antebrazo con sus vasos y nervios y con harán un rollo que será implantado en su parte púbica. Luego se le implantará una bomba que se podrá accionar para orinar y talvez para tener sexo.

Pese a su falta de pene el guardia de seguridad ha contado que ha estado íntimamente con más de 100 mujeres. Algunas de ellas amores de una sola noche, otras han sido relaciones más largas, pero que a la larga no duran mucho por su problema. Les ha demostrado que el sexo no es solo penetración, ha indicado el hombre.

Andrew ha intentado suicidarse y estuvo atrapado por la drogadicción. Hace dos años su hermana, al verlo tan desesperado, le ayudó a contactar a médicos especialistas y fue uno de ellos quien le dio esperanzas para el implante que pronto le realizarán.

Warlen espera que su operación resulté bien para así tener una vida normal. Desea tener familia. También indicó el hombre que después de su recuperación escribirá un libro en el que narrará toda su historia.