El Partido Conservador le hizo un ‘jalón de orejas’ al Gobierno Nacional

El Partido Conservador le hizo un ‘jalón de orejas’ al Gobierno Nacional

20 de Octubre del 2014

A través de una carta a la ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, el representante David Barguil, jefe de la colectividad conservadora hizo un llamado de atención para que no se “viole la soberanía nacional”.

Carta del Partido Conservador a María Ángela Holguín

Doctora

MARIA ÁNGELA HOLGUÍN CUELLAR
Ministra
Ministerio de Relaciones Exteriores
Ciudad

ASUNTO: NOTA DE PROTESTA DIPLOMÁTICA ANTE EL GOBIERNO DE VENEZUELA

Respetada señora Canciller,

Luego de conocer que seis miembros de la Guardia Venezolana ingresaron armados y sin

ningún tipo de autorización a nuestro país, surgen una serie de preguntas que tienen que ser respondidas a la mayor brevedad posible. ¿Por dónde entraron al territorio nacional? ¿Con qué fines? Los militares portaban armas de largo alcance. ¿Cuál era el objetivo? ¿Este episodio termina simplemente con la devolución de los uniformados a Venezuela?

Señora Canciller lo sucedido en Cúcuta, no es nada más ni nada menos que una violación de nuestra soberanía nacional, por lo cual es necesario enviar de manera inmediata una nota de protesta diplomática al vecino país, para obtener respuestas a todos estos interrogantes. ¿Podría usted imaginar si por el contrario hubieran sido las Fuerzas Armadas Colombianas las que ingresaran sin autorización a Venezuela? Las reacciones no se hubieran hecho esperar y sin lugar a dudas se hubiera producido un escándalo internacional.

Adicionalmente y atendiendo lo expresado, sería importante hacer un enérgico llamado de atención por la actuación del Secretario General de UNASUR, el expresidente Ernesto Samper Pizano, quien fue promovido para llegar a dicho cargo por el Gobierno colombiano.

Hace una semana tuvo usted, de manera acertada, que llamarlo al orden por sus declaraciones sobre el asesinato del diputado Robert Serra, que comprometían seriamente a nuestro país en dicho crimen y que con el pasar de los días no dejaron de ser más que una torpeza protagonizada por el Secretario General de UNASUR, quien actuó incluso en contra de su propio país. Contrasta con la actual actitud de silencio en este nuevo episodio que compromete a los venezolanos.

Valdría la pena preguntarse a quién representa el expresidente, el esfuerzo del gobierno para su elección en UNASUR no puede terminar convertido en una espada de Damocles. Pareciera que al doctor Samper le preocupa más quedar bien con los vecinos, que representar con dignidad a los colombianos.

Cordial saludo,

DAVID BARGUIL ASSÍS
PRESIDENTE PARTIDO CONSERVADOR