Fiscalía solicitó extradición de Carlos Mattos

Fiscalía solicitó extradición de Carlos Mattos

5 de octubre del 2018

La Fiscalía General de la Nación emitió solicitud de extradición de Carlos Mattos Barrero, empresario de Hyundai en Colombia, que se encuentra en España, luego de que un juzgado le dictara orden de captura y medida de aseguramiento.

Mattos no compareció a la justicia en Colombia en dos llamados hechos por el ente acusador, tampoco lo hizo en una tercera oportunidad en la que se pretendía adelantar la audiencia de manera virtual en una sede del Consulado de Colombia en Madrid. Fue juzgado como ausente.

El trámite se surtió ante el gobierno español aunque no se tiene certeza de que se encuentre en ese país, pero su defensa asegura que sí.

“Conocemos que Mattos se encuentra allá y el trámite se surtirá ante el Reino de España. De encontrarse en otro lugar, se surtirán las acciones necesarias para garantizar que el señor Carlos Mattos, como ciudadano colombiano, comparezca ante la justicia”, aseguró la vicefiscal María Paulina Riveros.

Mattos, dueño de la marca Hyundai Colombia, está acusado de cuatro delitos: cohecho por dar u ofrecer en grado de autoría, utilización ilícita de redes de comunicaciones, acceso abusivo a un sistema informático y daño informático, en grado de determinador. Estos delitos fueron imputados en calidad de agravados lo que aumenta el tiempo de condena.

Según las investigaciones de la Fiscalía, el empresario habría comprado a diversos funcionarios del reparto de procesos de los juzgados para direccionar una tutela a un juez que había sobornado. Logró su cometido, pero las sospechas se despertaron después y se descubrieron aspectos de este entramado que hasta el momento tiene a ocho personas, entre un juez, funcionarios judiciales y abogados, capturados y a su principal autor prófugo

En una entrevista hecha por la Fiscalía a Gerardo Barbosa, uno de los abogados del empresario, que conoció la emisora Blu Radio, este aseguró que fue consultado en 2017 directamente por Mattos sobre una eventual manipulación del sistema de reparto.

Pero también asegura que la supuesta reunión en el apartamento de Mattos a mediados de 2016 con los jueces del juzgado sexto civil no sucedió como la Fiscalía cree. Según Barbosa sí se reunieron varios abogados, que él no conocía, pero tampoco estuvieron presentes funcionarios de ese despacho.

“Es indignante, el país no puede seguir pensando que la justicia y la ley tienen precio, a mi juicio es inaceptable desde cualquier punto de vista minimizar un hecho como la compra de funcionarios judiciales y de los mismos jueces, esto es un acto de corrupción”, aseguró la vicefiscal.