Magistrado Pretelt se niega a renunciar y arremete contra Fiscal General

Magistrado Pretelt se niega a renunciar y arremete contra Fiscal General

20 de marzo del 2015

El magistrado de la Corte Constitucional, Jorge Pretelt, quien está en el centro de un escándalo en el que se le acusa de pedir presuntos sobornos para fallar una tutela a favor de Fidupetrol, dijo en W Radio que se negará a renunciar a su investidura como se lo han exigido sus colegas del mismo Tribunal, el Gobierno Nacional, sectores del Congreso de la República y un comité interinstitucional en el que estaba la Fiscalía General de la Nación.

“No voy a renunciar a la Corte Constitucional. Si renuncio nos vamos todos”, dijo Pretelt al asegurar que las reuniones con abogados, que lo pusieron en esta polémica, son actividades que hacen “todo el tiempo” otros letrados con más magistrados.

Jorge Pretelt decidió romper su silencio, que había prometido guardar hasta el próximo martes, luego de que la Fiscalía General de la Nación pidió investigarlo por delitos relacionados con despojo de tierras y lavado de activos. El ente acusador pidió extender las investigaciones a la esposa del magistrado, Marta Ligia Patrón, actuación que indignó con más fuerza a Pretelt.

“El fiscal Eduardo Montealegre nunca ha encontrado nada que me relacione con el caso de Fidupetrol (…) Montealegre quiere que yo renuncie para tomarse la Corte Constitucional”, dijo el magistrado previo a anunciar que denunciará “ante el país y los organismos internacionales” al fiscal Eduardo Montealegre, pues se siente víctima de “acorralamiento contra mí y mi familia”.

Poco después, el magistrado Pretelt reconoció que están analizando la posibilidad de que su familia “salga al exterior; no permitiré que el fiscal les ponga un pelo encima”.

“Salta a la vista mi inocencia”

El magistrado Jorge Pretelt Chaljub reiteró su inocencia y se declaró perseguido por el fiscal Montealegre pues le parece absurdo que la presión para sacarlo de la corte llegue que su esposa sea llamada a investigaciones.

Jorge Pretelt

Jorge Pretelt con su esposa, Marta Ligia Patrón. Salir en defensa de su mujer fue lo que motivó al magistrado a romper su silencio.

“No hay derecho que hoy llame a mi esposa por un delito de lesa humanidad (…) El fiscal sabía que no iba a renunciar y por eso llama a mi esposa por delito de lesa humanidad”, dijo.

El togado insistió que las denuncias del magistrado Mauricio González no tienen fundamento, y no existe prueba concluyente que lo incrimine en esas denuncias.

“Yo no voté esa tutela, no la insistí por Dios. Pero yo tengo derecho a la presunción de inocencia y la dignidad humana, que justamente defiende la Corte Constitucional. Pero lo único que está pasando allá es que piden que renuncie Pretelt”.

En varias oportunidades el abogado reiteró su decisión: “Voy a culminar mis ocho años en la Corte Constitucional”.

No obstante reconoció haberse reunido con el abogado de Fidupetrol, Víctor Pacheco “dos o tres veces en mi oficina”, y reiteró que si estas actuaciones fueron irregulares, pide perdón y está dispuesto a responder por ello, pero recordó que el mismo abogado Pacheco ha reiterado que jamás se produjo la petición de soborno. Incluso reconoció haberse sentado con el exfiscal Guillermo Mendoza Diago para recomendarle una hoja de vida personal, por lo que pidió perdón al país.

“La tutela la voté en contra de los intereses de Fidupetrol”, remarcó el Magistrado antes de insistir que “ni Montealegre ni sus investigadores ni nadie” han logrado comprobar la llegada de los 500 millones de pesos que supuestamente corresponderían al soborno.

Dardos contra el Fiscal Montealegre

Gran parte de la entrevista, concedida en exclusiva a W Radio, fue aprovechada por Pretelt para lanzar dardos contra el fiscal Montealgre. Sorprendió que una de sus denuncias fuera que el Fiscal General se reunió en varias oportunidades con él y otros magistrados para hacer lobby a favor del proceso de paz.

Pretelt reconoció haber ido varias veces a la casa de Montealegre para escucharlo sobre la idea del fiscal para que los guerrilleros, en justicia transicional, no paguen cárcel. Según el magistrado, su rechazo a esa propuesta despertó la ira del Fiscal, y por ello la supuesta persecución actual.

“El fiscal no logró convencerme de que guerrilleros en La Habana no pagaran un solo día de cárcel”, concluyó.

Pretelt dijo que pedirá al estado protección para él y su familia, y reconoció sentirse enfermo y agotado por todo este escándalo. Aunque dijo que su familia sí podría salir del país, él aseguró mantenerse en Colombia y no renunciar a su cargo.