Mayores de 60 años también pueden donar órganos

Mayores de 60 años también pueden donar órganos

11 de junio del 2015

Aunque la tendencia mundial en trasplante de órganos está encaminada cada día más a que los donantes sean pacientes viejos y no jóvenes, en Colombia estos últimos siguen aportando la mayor cuota de donaciones.

Según el profesor Eyner Lozano, médico especialista en Cirugía General de la Universidad Nacional de Colombia, hoy los mayores de 60 años son perfectamente útiles para este fin.

Pese a que el primer caso del donante con más edad en Colombia es una persona de 74 años, cuyos órganos fueron utilizados en un receptor de 72 años y otro de 78, dicha situación sigue siendo excepcional, en lo que podría ser la solución a las bajas tasas de donación en Colombia.

Solo para citar el caso de trasplantes renales, la lista de pacientes en espera asciende a 16.205 y según estudios del Grupo de Trasplantes y Tejido Humano de la Universidad Nacional, si persiste esta tasa, alrededor de 80 pacientes morirían al mes, es decir, 960 al año.

El profesor Lozano, director del grupo, sugiere tratar la insuficiencia renal crónica como un problema de salud pública. Las principales causas de esta son hipertensión (27, 5 %) y diabetes melitus tipo 2 combinada con hipertensión arterial (15,63 %), enfermedades curables y prevenibles.

Las estadísticas también muestran que el trasplante que más se realiza a nivel global es el de riñón (42,3 %), seguido por el de hígado (18,2 %), cifras que también se replican en Colombia. “Si hubiera campañas masivas para el control de la tensión y la diabetes tendríamos menos pacientes insuficientes renales crónicos”, indica Lozano.

Los casos en que el donante supera los 60 años de edad son conocidos como marginales, es decir, que han superado la edad como perfectos donantes y como tal sus órganos no cumplen con un funcionamiento óptimo. Este concepto es aplicado también a quienes han padecido las afecciones mencionadas o que están en riesgo de trasmitir enfermedades malignas o infecciosas.

Dentro de los problemas de este tipo de donantes se destacan el mayor riesgo de rechazo por parte de los receptores del órgano o incluso menor vida de los injertos a largo plazo.

En Estados Unidos ha ido aumentando el promedio de edad de los donantes, pero el caso más revelador tiene lugar en España, pues en 1975 presentaba un promedio de 30 años, mientras en la actualidad esta media supera los 70. Así lo evidencian los últimos estudios del grupo de trasplantes de la Universidad Nacional.

La cultura de la donación es necesaria para garantizar mayor calidad de vida, por lo tanto es importante seguir estudiando nuevas formas de contrarrestar el bajo índice existente en el país, concluye el académico. Con información de la Agencia de Noticias de la Universidad Nacional.