No alcanzaron los votos para revocar al alcalde de Villamaría

Cortesía: @alcaldiavillamaria

No alcanzaron los votos para revocar al alcalde de Villamaría

11 de septiembre del 2017

Aunque ganó el sí, con 3.334 votos en favor de revocar el alcalde de Villamaría, en Caldas, el mandatario Juan Alejandro Holguín permanecerá en el cargo porque no se llegó al umbral, establecido en 8.809 votos. 

Este domingo 10 de septiembre se llevó a cabo la votación en total tranquilidad en ese municipio del Centro sur del departamento. En la jornada electoral participaron 3.726 votantes.

La Registraduría Nacional explicó que de acuerdo con la Ley, para que una revocatoria sea válida es necesaria la mitad más uno de los votos y que el número de sufragios obtenidos no sea inferior al 40% de la votación total válida registrada el día en que se eligió al respectivo mandatario.

Las votaciones, que se cerraron a las 4:00 de la tarde, arrojaron 3.334 votos por el sí, 200 por el no, 21 votos nulos y 171 tarjetas no marcadas. Para la jornada estaban habilitados 38.494 ciudadanos para votar, lo que significa que solo el 9,68% del censo electoral ejerció su derecho.

Ahora, el mandatario deja de lado la revocatoria para hacerle frente a una investigación en su contra dada a conocer por la Procuraduría General de la Nación, relacionada con presuntas acciones con las que habría querido debilitar las garantías para el proceso electoral en su contra.

Según la Procuraduría, “el actual mandatario habría utilizado recursos públicos del municipio para incidir negativamente en los habitantes y funcionarios de su administración frente al proceso de revocatoria de su mandato“.

Una de las pruebas en su contra evaluadas por la Procuraduría Provincial de Manizales es una reunión que Holguín sostuvo el pasado 27 de julio con mujeres líderes, donde habría señalado que la revocatoria de su gobierno frenaría el desarrollo y progreso del municipio. Además, habría pedido a los ciudadanos a quedarse en casa y no ir a votar para que no se consiguiera el umbral necesario para tumbar su gobierno.

Por ahora queda esperar que prospere la investigación por presunta participación en política, porque según la Ley 1757 de 2015, si como resultado de la votación no se revoca el mandato del gobernador o alcalde, no podrá volver a intentarse en lo que resta de su período.

El problema que tuvo al alcalde de Villamaría a pocos pasos de ser expulsado de su cargo comenzó cuando varios comerciantes de este municipio manifestaron su inconformidad con el “decreto de amanecida”, el cual restringe el horario nocturno de establecimientos como bares y discotecas, y todo aquel sitio donde se comercialice bebidas alcohólicas.