ONU revela que halló 202 fosas comunes en Irak

7 de noviembre del 2018

Las fosas comunes fueron encontradas entre las provincias de Ninewa, Kirkuk, Salah al-Din y Anbar, en el norte y el oeste de Irak, áreas que eran controladas por el grupo ISIS entre 2014 y 2017. Según un informe de la Misión de Asistencia de la ONU en Irak y la Oficina del Alto Comisionado para […]

ONU revela que halló 202 fosas comunes en Irak

shutterstock

Las fosas comunes fueron encontradas entre las provincias de Ninewa, Kirkuk, Salah al-Din y Anbar, en el norte y el oeste de Irak, áreas que eran controladas por el grupo ISIS entre 2014 y 2017.

Según un informe de la Misión de Asistencia de la ONU en Irak y la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, podría haber muchas más fosas con los restos de miles de cuerpos. Además, destaca que los sitios podrían contener material forense que podría ayudar a identificar las víctimas y arrojar luz sobre el tamaño de los delitos cometidos.

“Pese a las dificultades que entraña especificar el número total de personas en estas tumbas, el sitio más pequeño, en el oeste de Mosul, contenía los restos de ocho cuerpos, mientras que el más grande se cree que es el sumidero de Jasfa al sur de Mosul, que puede albergar miles”, señaló Ravina Shamdasani, portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas.

Así mismo, la vocera añadió que conseguir la verdad y la justicia “requieren la adecuada preservación, excavación y exhumación de las fosas comunes y la identificación de los restos de las numerosas víctimas y su devolución a las familias.”

El informe presentado por la ONU pide al Gobierno iraquí un registro público centralizado de personas desaparecidas y una Oficina Federal que se ocupe de este proceso, pues en la actualidad las familias que quieren recuperar los restos de sus familiares desaparecidos han de informar por separado a cinco entidades estatales.

El documento también pide adoptar un enfoque multidisciplinar de las operaciones de recuperación con la participación de especialistas experimentados, como expertos en contaminación por armas y explosivos e investigadores en escenas de crímenes.

Entre junio de 2014 y diciembre de 2017, ISIS se apoderó de grandes áreas de Irak y lideró, según el informe, “una campaña de violencia generalizada y violaciones sistemáticas de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario, actos que pueden equivaler a crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y posibles genocidios”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO