Ordenan arresto al director del Inpec

Foto: @INPEC_Colombia

Ordenan arresto al director del Inpec

17 de Julio del 2017

El director del Inpec, general Jorge Luis Ramírez Aragón, fue condenado a cinco días de arresto y a una multa de cinco salarios mínimos por desconocer una orden judicial.

La medida se tomó luego de que un juez determinara que  Ramírez Aragón descibicó dos fallos de tutela que ordenaban dejar a José Miguel Narváez Martínez, exsubdirector del DAS, a disposición de un juez especializado de Bogotá, que lo estaba procesando por tortura psicológica a la periodista Claudia Julieta Duque.

El Tribunal Superior de Bogotá pudo comprobar que el exsubdirector del DAS, Narváez Martínez, se encontraba recluido de forma irregular y no a disposición de la autoridad requirente. Por lo que le ordenó al Inpec cumplir en un máximo de 48 horas con su deber; sin embargo, esto jamás sucedió.

Además, la periodista Claudia Julieta Duque había solicitado información de los reportes de entrada y salida del exsubdirector del DAS del Batallón de Comunicaciones del Ejército en Bogotá, pero el Inpec no se lo dio, puesto que explicó que dicha información es reservada y restringida a personas naturales.

“No se han acatado integralmente las decisiones proferidas por esta Judicatura, como por la Sala Penal del H. Tribunal Superior del Distrito Judicial de esta ciudad”, sentenció el juez Manuel José Pulido, quien también consideró que el general Jorge Luis Ramírez “de forma despreocupada” no cumplió el mandato impartido, “a pesar de tener una orden expresa, clara y específica”.

“El Brigadier General Jorge Luis Ramírez no ha atendido las peticiones elevadas por Claudia Julieta Duque, y le ordena respetar los derechos de petición, información y prensa de la periodista, al requerir información de la no disposición de José Miguel Narváez al juzgado que lo investiga, al igual de otra información requerida por la reportera“, ordenó el juez.

Por su parte, el Inpec informó que toda la información que requería el juzgado ya fue entregada al despacho, que tendrá que tomar una decisión del caso. Sin embargo, se aclaró que si no acata el fallo, “puede incurrir nuevamente en desacato en el evento de persistir en su desatenta conducta”.