Papa Francisco aprueba el destierro de  obispos pederastas

Papa Francisco aprueba el destierro de obispos pederastas

5 de junio del 2016

El papa Francisco ha decretado el reforzamiento de las normas contra casos de pederastia que se presenten en la iglesia.

La Santa Sede anunció en su último documento que se concretarán los artículos del Código de Derecho Canónico, en donde se aprueba y permite expulsar a un eclesiástico por realizar faltas graves como negligencia o pederastia.

“Entre las denominadas causas graves se incluye la negligencia de los obispos en el ejercicio de sus funciones, sobre todo en relación con los casos de abusos sexuales a menores y adultos vulnerables” dijo el pontífice argentino.

El documento presentado por el papa consta de varios artículos, en el que se basa en señalar a personas que tienen una responsabilidad en la iglesia “pueden ser legítimamente retirados de su cargo si, por negligencia, haya puesto u omitido acciones que hayan provocado daños a otros”.

En el segundo y tercer punto de la reforma, el pontífice toca el tema del proceso mediante el cual un obispo puede llegar a ser suspendido de su cargo, este apartado contiene detalles aún más específicos como los tipos de gravedad y el tiempo de suspensión.

Una vez que se alcance una sentencia y sea oportuna la suspensión del obispo la congregación podrá decidir, dependiendo de la seriedad del caso, el decreto de suspensión o llevar al obispo acusado a que presente su respectiva denuncia.

Serán 15 los días que tenga el obispo para presentarla, y si este no hace los trámites correspondientes dentro de los días establecidos, se le dará una medida de suspensión rotunda.

Todas las denuncias deben ser llevadas ante el Papa para que posteriormente convoque a una junta y se pueda asumir una decisión definitiva.

El papa Francisco señaló un apartado importante del documento en el que predican la “cura y protección con afecto de los pequeños e indefensos”, haciendo referencia a los niños y adultos de la tercera edad. Es decir, que es un tema que tiene que ser aplicado y no violado.  

La reforma empezará a funcionar a partir de mañana en el momento en el que sea anunciada en la gaceta oficial de la Santa Sede.