Santos aumenta recompensa para desarticular al Clan Úsuga

Santos aumenta recompensa para desarticular al Clan Úsuga

19 de marzo del 2015

El presidente Juan Manuel Santos aumentó las recompensas que ofrece la Fuerza Pública a quien aporte pistas que permitan detener a los líderes de la banda criminal Clan Úsuga, una de las más activas del país, a la que declaró “objetivo de alto valor”.

“No vamos a parar sino hasta que lo tengamos totalmente desmantelado”, prometió el presidente en un acto público en el municipio de Apartadó, que forma parte del región de Urabá, en el departamento de Antioquia (noroeste), donde surgió esta banda criminal.

Santos explicó que por información que conduzca a la captura del cabecilla de la banda, Dairo Antonio Úsuga, alias “Otoniel” se ofrecen 1.200 millones de pesos, suma que aumentará a 1.500 millones de pesos.

También anunció que subirán las recompensas que se ofrecen por otros integrantes de la banda, conocidos con los alias de “El Gavilán”, “Nicolás” y “Guagua”, agregó.

El mandatario explicó que para acabar con el conflicto armado en Colombia no basta con firmar la paz con el grupo guerrillero FARC, con la que su Gobierno negocia desde noviembre de 2012, o el Ejército de Liberación Nacional (ELN), con quien mantiene diálogos exploratorios desde enero de 2014, sino que es necesario “ser contundentes contra otras expresiones de violencia”.

Así describió a las bandas criminales, conocidas como Bacrim, de las que dijo que se han convertido en “reductos” dedicados al narcotráfico que presentan “las mismas formas de actuar que los antiguos grupos ilegales paramilitares o la propia guerrilla”.

La mayoría de ellas, incluida el Clan Úsuga (antiguos Urabeños) nacieron tras la desmovilización de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Hace casi un mes la Fuerza Pública inició una gran operación policial con el objetivo de capturar a los líderes de la banda, especialmente a alias “Otoniel”.

Santos detalló que en el marco de la operación han sido detenidos 75 individuos, “entre ellos personas clave que nos están dando información cada vez más valiosa”.

Además han sido decomisadas seis toneladas de cocaína, ocupados nueve laboratorios de estupefacientes, se han hecho 21 operaciones de incautación y 41 de asalto que además han permitido identificar 12 áreas de entrenamiento y campamentos.

El jefe de Estado también puntualizó que la operación se ha saldado con más resultados policiales que no detalló, presumiblemente, para no interferir en su desarrollo.

Asimismo, reclamó al ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, y a los mandos policiales y militares que mantengan la ofensiva hasta que la organización “esté completamente desarticulada”.

El presidente colombiano también lanzó un mensaje a los líderes de la banda: “Si están hablando de someterse a la justicia, que se sometan a la justicia, o van a terminar en una cárcel o en tumba”.

“Los tenemos ya cada vez más cercados, cada vez más identificados y cada vez estamos cerrando más y más el cerco”, concluyó.

Con información de agencia EFE