¿Se eliminarán los servicios alimentadores de Transmilenio?

¿Se eliminarán los servicios alimentadores de Transmilenio?

12 de julio del 2017

En los últimos días en medios y redes sociales se avivó la polémica respecto a la supuesta eliminación de las rutas alimentadoras del sistema Transmilenio. Aunque el sistema ha tenido cambios en las rutas fáciles y seguramente tendrá otras modificaciones en los próximos meses, la gerente del sistema aclaró las dudas que varios usuarios han manifestado sobre este tema.

En diálogo con Kienyke.com, Sandra Rojas habló sobre los aparentes  cambios que se hicieron en las rutas alimentadoras y confirmó que desde hace un año se han venido realizando modificaciones para optimizar el servicio y evitar que personas usen el servicio de forma gratuita, perjudicando a los que sí utilizan Transmilenio.

Lea también: Esto le cuesta a Bogotá reparar las estaciones de Transmilenio

¿Ha habido algún cambio últimamente en las rutas alimentadoras?

No ha cambiado absolutamente nada. Transmilenio no ha hecho ningún cambio en los últimos días. En medios y en redes sociales se divulgó una información, pero en realidad los alimentadores no desaparecen, estas rutas continúan.

Hace un año empezamos a cambiar algunos alimentadores por buses del SITP y se viene haciendo de manera paulatina. Son solo cinco rutas las que se han modificado y la idea es simplificar el servicio y hacerlo más fácil para quienes a diario toman este sistema.

La razón de estos cambios se debe a la presencia de “paseadores”, es decir personas que utilizan los buses entre barrios, pero no para acceder al sistema. Cabe recordar que los alimentadores fueron creados como rutas que permiten a las personas alejadas de los portales llegar Transmilenio.

Además: Indignación por costos y demoras de Transmilenio

¿Se van a convertir todas las rutas alimentadoras en servicios zonales de SITP?

Hemos tenido una reacción muy fuerte por la desinformación en nuestros usuarios. No hemos hecho ni estamos anunciando ninguna modificación. Simplemente es algo que venimos haciendo desde hace un año y que vamos a continuar haciendo. Todo sigue igual.

Estas cinco rutas no desaparecieron, sino que pasaron de ser alimentadoras a SITP. No hemos tenido quejas ni problemas porque para las personas que las usan para llegar a un portal de Transmileno no representa una modificación ni un cambio en el valor de pasaje. Funciona igual.

¿Qué balance puede hacer entonces de este cambio que el sistema ha venido realizando?

Estas cinco rutas modificadas han sido positivas para los usuarios. Nos han ayudado a que las personas que se suban al sistema con la intención de colarse y robarnos a los bogotanos, sino que son utilizadas por los verdaderos usuarios.

Vale la pena destacar que la medida busca mejorar el servicio. Los ciudadanos se quejan de que hayan buses verdes, amarillos, vinotinto, azules, zonales, complementarios, etc. Queremos simplificar el sistema.

¿Qué resultado ha tenido la implementación de las nuevas rutas fáciles?

En general vamos bastante bien. Todavía estamos revisando y calibrando las frecuencias, pero hasta el momento hemos recibido una buena impresión de la ciudadanía.

“Estamos escuchando a la gente”Sandra Rojas

Después de implementar las rutas el pasado 17 de junio, venimos haciendo algunas modificaciones a petición de los usuarios en varios lugares de la ciudad como Suba. Allí ampliamos los horarios de varias rutas y les hemos agregado paradas, todo con el fin de que Transmilenio funcione mejor.

A propósito de estos cambios, ¿existen algunas medidas que se estén planeado para atender las necesidades de los que viajan en Transmilenio?

Sí. Seguimos planeando cambios troncales y zonales. La instrucción que tenemos desde la administración distrital es seguir cambiando para mejorar.

El progreso estructural tiene que ver con la infraestructura adicional del transporte masivo que requiere la ciudad, pero estos cambios operacionales también benefician a la ciudadanía en el corto y mediano plazo.