Tiroteo en Capitolio elevó tensión en el gobierno estadounidense

Tiroteo en Capitolio elevó tensión en el gobierno estadounidense

4 de octubre del 2013

La paralización del Gobierno de Estados Unidos provocó ayer, en su tercer día, un temor que trascendió los efectos económicos: en momentos en que los legisladores debatían cómo terminar el cierre parcial del gobierno, una mujer que conducía un automóvil trató de cruzar una barricada instalada en las afueras de la Casa Blanca y provocó una persecución con la policía que terminó en un tiroteo frente al Capitolio.

La policía cerró el complejo legislativo por una hora aproximadamente, y tanto el Senado como la Cámara de Representantes declararon un receso. Testigos del hecho dijeron que, al menos, 20 carros de policía persiguieron al auto negro de marca Infiniti cuando iba camino al Capitolio, donde finalmente se estrelló.

Un turista, Edmund Ofori-Attah, dijo a Efe que se acercó al lugar de los hechos porque tuvo curiosidad de lo que estaba pasando. “Entonces oí los disparos”, dijo.

Más tarde, el jefe de la policía del Capitolio, Kim Dine, dijo en rueda de prensa que la conductora del coche se encontraba bajo custodia pero no dio a conocer su estado de salud, pese a que los medios de comunicación latinoamericanos informaron que había fallecido.

Un policía resultó herido en el accidente provocado por la mujer, pero Gainer dijo que las heridas no eran graves. “Escuchamos tres, cuatro, cinco disparos”, dijo el senador Bob Casey, demócrata de Pensilvania, quien en esos momentos caminaba por la sede del Congreso.

Según el diario Emol la víctima,  Miriam Carey, sufría depresión posparto, tenía 34 años y era dentista de Stamford, Connecticut, y fue declarada muerta horas después de que concluyó el incidente, que generó alarma en la capital estadounidense y obligó al cierre de la sede del Congreso.

“Ella tenía depresión posparto después de tener su bebé” en agosto pasado, confirmó la madre de la mujer, Idella Carey.

“Unos meses después del nacimiento de su hija ella se enfermó y se deprimió mucho, tras lo cual fue hospitalizada”, añadió.

La pequeña hija de la víctima, Erica, se encontraba con su madre en el automóvil que quedó bajo los disparos. Fue sacada del vehículo por la polícia, aparentemente sin lesiones.

Fuente: El Colombiano