El día que Nicolás Maduro expulsó a los colombianos de la frontera

26 Septiembre 2022, 01:15 PM
Share
El trágico episodio, registrado en el 2015, sigue en la memoria de los colombianos deportados por Nicolás Maduro.

Este 26 de septiembre de 2022, luego de 7 de años sin comunicación, Colombia y Venezuela reabren sus fronteras luego de varios acercamientos adelantados por el Gobierno de Gustavo Petro, en cabeza del embajador Armando Benedetti y el Canciller Álvaro Leyva con el fin de normalizar la situación comercial, económica y social en la zona.

El cierre de la frontera, que se remonta a agosto y septiembre de 2015, fue ordenada en dicho momento por el presidente venezolano Nicolás Maduro, luego de reiterados ataques de su parte a la población colombiana que habitaba en territorio venezolano, específicamente en una zona conocida como La Invasión, en el estado Táchira, que según él era el centro de operaciones de mafias dedicadas al contrabando de combustible, narcotráfico y paramilitarismo.

En La invasión, Táchira, se realizó un operativo de persecución en el que las viviendas eran marcadas por la Guardia Nacional Bolivariana con una “R” si habían sido revisadas o con una “D” si debían ser demolidas. Los atropellos a la población colombiana llevó a que muchos de ellos decidieran atravesar la frontera irregularmente, dejando atrás sus pertenencias y toda una vida construida en el vecino país.

Algunos de ellos, tan solo provisionados con algunas maletas, fueron además víctimas de abusos por parte de las autoridades venezolanas, que cobraban altas cuantías para permitirles cruzar el país por las trochas y ríos que separan a los países hermanos.

Según información entregada por la Oficina de Gestión del Riesgo, para agosto de 2015 más de 20 mil colombianos deportados recibieron apoyo del lado colombiano en Cúcuta y Villa del Rosario. Eso, mientras en los caminos irregulares los dramas de las familias colombovenezolanas que fueron separadas, fueron ampliamente cubiertos por los medios de comunicación.

Algunas versiones señalaron que el ataque del gobierno venezolano a la población venezolana en la frontera, obedeció a un plan para distraer la atención de la crisis económica que empezaba a afectar al país por cuenta de la hiperinflación que en 2019 llegó a ser de 7300%.

Ahora, con el reinicio de las relaciones, se espera que la situación mejore notablemente para los habitantes de la frontera y permita restablecer los vínculos comerciales que durante más de 7 años estuvieron rotos.

KienyKe Stories