Hija de Alberto Fujimori pide su libertad

Hija de Alberto Fujimori pide su libertad

13 de mayo del 2017

La dirigente política peruana Keiko Fujimori anunció que presentará un hábeas corpus para liberar a su padre, el expresidente Alberto Fujimori, quien purga pena de prisión y está hospitalizado desde el jueves por una taquicardia.

“He decidido presentar un recurso judicial al que he denominado el hábeas corpus de la libertad que yo misma firmaré y que abre un nuevo camino para la libertad de mi padre”, sostuvo Keiko Fujimori en un video publicado en su cuenta de Facebook.

El expresidente Fujimori (1990-2000) fue internado en cuidados intensivos por una taquicardia que sufrió en la madrugada del jueves.

Desde la clínica Centenario en Pueblo Libre (suroeste), donde está internado el expresidente, su médico de cabecera, Alejandro Aguinaga, informó a la prensa este viernes que el reo continuará en cuidados intensivos, consigna el portal Perú 21.

El exmandatario ya ha sido internado en otras ocasiones por problemas en el páncreas, en la espalda y por riesgo de isquemia cerebral.

Esta nueva internación de Fujimori se produce días después de que la Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Congreso rechazó la iniciativa del congresista Roberto Vieira, que proponía beneficiar con arresto domiciliario a los detenidos mayores de 75 años con enfermedades, explicó el diario El Correo de Perú.

En el video, Keiko Fujimori, fundadora del Partido Fuerza Popular, dijo que “es muy triste ver la utilización política de gobernantes, que juegan con las esperanzas de libertad del hombre que lideró con éxito una de las etapas más duras de la historia de nuestro país”.

La dirigente agregó que “en Fuerza Popular sabemos diferenciar el ámbito político y personal, por eso, como hija y amparada en la fuerza de mis convicciones, venimos construyendo el camino legal para demostrar que el juicio de mi padre fue un juicio político con una sentencia prefabricada en parte en el extranjero, recurriendo a sofismas legales”.

Fujimori, preso desde 2007, cumple una condena de 25 años por los delitos de asesinato con alevosía, secuestro agravado y lesiones graves.

La justicia lo consideró autor intelectual de las matanzas de Barrios Altos, en 1991, y La Cantuta, en 1992, cometidas por un escuadrón del ejército conocido como el grupo Colina, así como del secuestro de un empresario y de un periodista.

Con información de Sputnik News.