Prohibirán a drogadictos y alcohólicos sacar a pasear la mascota

Prohibirán a drogadictos y alcohólicos sacar a pasear la mascota

15 de junio del 2015

Por fin empezó la discusión de uno de los proyectos de ley más extensos y controvertidos en el Congreso, el código de Policía o convivencia, el cual duró engavetado por varios meses. En la Comisión Primera del Senado inició la discusión con un tema polémico, varias prohibiciones para quienes estén bajo el efecto de las drogas y el alcohol.

Lea también, Las tres ciudades del país donde se consume más drogas.

Uno de los aspectos más controvertidos es la prohibición que tendrían las personas que estén bajo la influencia de sustancias psicoactivas y el alcohol para sacar a pasear mascotas, si se trata de una raza de perro considerada peligrosa.

También lea, ¿Cuánto engorda una cerveza o una copa de vino?

“Los siguientes comportamientos ponen en riesgo la seguridad de las personas y la convivencia por la tenencia de caninos potencialmente peligrosos y por lo tanto no deben efectuarse. Su realización dará lugar a medidas correctivas: (…) Tener o transportar caninos potencialmente peligrosos estando en estado de embriaguez o bajo el influjo de sustancias psicoactivas”, expone el artículo 171 de la iniciativa.

Le recomendamos que vea, Las diez razas de perros más peligrosas.

El proyecto de ley contempla una multa de ocho salarios mínimos diarios legales vigentes para los que infrinjan la norma.

Perros

Los primeros en criticar la medida fueron los senadores Juan Manuel Galán y Armando Benedetti, quienes cuestionaron la manera como la Policía determinaría si una persona está en estado de embriaguez o drogada, o planteado de otra manera, “¿con cuántas cervezas van a calificar a una persona de borracha?”

Los ponentes de la iniciativa, los senadores Viviane Morales y Germán Varón Cotrino, aseguraron que la medida busca proteger a los transeúntes y peatones de las razas de perros potencialmente peligrosas, ya que si son llevadas por personas bajo efectos de drogas o alcohol, no podrán ser controladas de manera eficaz por sus dueños.

Galán Pachón también señaló que tal como está redactada la norma, se entendería que la prohibición se extiende a personas con antecedentes de drogadicción y alcoholismo, quienes no podrán pasear mascotas de razas potencialmente peligrosas como los perros Pit Bull, Doberman, Rottweiler, entre otros.

Otro de los artículos que generó polémica es la prohibición a sujetos bajo la influencia del alcohol y las drogas de entrar a eventos donde haya aglomeración de público.

Conciertos

La senadora de la Alianza Verde, Claudia López, propuso eliminar del artículo la disposición en estado de embriaguez o bajo el influjo de sustancias psicoactivas, por la dificultad que tendrán las autoridades policivas de calificar con cuánta dosis de droga y alcohol una persona ya no está en sus cabales.

La parlamentaria explicó en la Comisión Primera que sólo basta con la actitud excitada de alguna persona para que sea sancionada por el código, independientemente si es por el efecto de las drogas o el alcohol.

Esta discusión seguirá este martes en el Senado, donde se aprobará el nuevo código en su primer debate para evitar que se hunda.

Otros temas incluidos en el proyecto

El senador Juan Manuel Galán propuso incluir en la iniciativa que todo el transporte público sea dotado de cámaras conectadas con la Policía, como medida para combatir la inseguridad.

Esta medida incluiría cámaras de video en Transmilenio, tal como lo ha pedido el alcalde Gustavo Petro, en el SITP y busetas del servicio público.

De otro lado, los morosos en el pago de las infracciones de tránsito serán reportados a las centrales de riesgo. Asimismo, el proyecto intenta ponerle tatequieto a los bromistas en la línea 123, a quienes les llegará una multa en su factura de teléfono.

De igual manera, aunque no hay consenso, estudiarán la posibilidad de establecer sanciones más drásticas contra los que hacen grafitis en propiedades privadas.

Otro de los temas que será analizado con lupa en el Congreso es la posibilidad de restringir la venta y comercialización de las denominadas armas no letales, como el gas pimienta y la pistola Taser.

Al respecto, el coordinador de ponentes, Germán Varon Cotrino, aseguró que estas armas las están adquirieron los ciudadanos para defenderse de la delincuencia, pero si no se regula, los delincuentes también las obtendrán fácilmente para reducir a sus víctimas.

El director de la Policía, general Rodolfo Palomino, también medió en la controversia y manifestó que prefería ver en la calle a ciudadanos con armas no letales que con armas de fuego.

Frente al porte de armas blancas como cuchillos, aseguró que el Congreso deberá abordar una regulación especial al respecto, pues hay comerciantes y vendedores que dependen de su uso, por lo que no puede restringirse su porte abiertamente.

Uno de los temas que más polémica ha generado es el de la posibilidad de que la Policía pueda realizar allanamientos en viviendas sin una orden judicial. La iniciativa expone que debido a que la orden judicial requiere de tiempo para ser expedida por un juez, en muchos casos las autoridades no pueden realizar detenciones o decomisos en el momento en que se haya cometido un crimen. Sin embargo, voces críticas han sostenido que esta medida puede conllevar a abusos por parte de la Policía.

Por otra parte, también está pendiente de debate una propuesta que hizo desde el año pasado el senador conservador Hernán Andrade, quien propuso subir a 21 años la edad mínima para consumir bebidas embriagantes.