¿Puede Antioquia llegar a ser un gobierno federal?

¿Puede Antioquia llegar a ser un gobierno federal?

27 de mayo del 2017

La disputa territorial entre Antioquia y Chocó por el corregimiento de Belén de Bajirá, en la que terminaron perdieron los paisas, puso de nuevo en la mesa la intención del primero de ser un gobierno federal.

El diputado Norman Ignacio Correa, del Partido de la U, es uno de los que defiende la idea, al considerar que el Gobierno se extralimita al ceder el territorio antioqueño a Chocó y asegura que es necesario cambiar el relacionamiento con el centro del país.

“Antioquia hoy está tributándole al país el 16% de sus ingresos fiscales, cuando en retribución solo recibe el 4%”, afirmó en diálogo con kienyke.com.

La idea del diputado es proponerle a la Registraduría Nacional que para las elecciones de marzo de 2018 incluya un tarjetón adicional en el departamento para que los habitantes decidan si quieren que Antioquia sea un territorio federal, entendiendo esto no como dejar de pertenecer a Colombia, sino que no dependa de las decisiones que se toman desde Bogotá.

Pero ¿una consulta popular sería suficiente para que los paisas dejen de depender del Gobierno central? ¿Qué se requiere para que esto sea una realidad? ¿Es adecuado un modelo federal para Colombia?

Kienyke.com consultó a algunos expertos y estas son sus conclusiones.

Se requiere una reforma constitucional completa

Juan Antonio Zornoza, docente de Políticas Públicas de la Universidad Nacional, afirma que la intención del diputado Correa, como la plantea, “no es posible”.

“Colombia es una república unitaria y descentralizada. Para ser federal se necesita un cambio de constitución que por su puesto, y eso lo debería saber el proponente, no está en las manos de un diputado de un departamento”, comentó.

El trámite para declarar a Colombia federal, según el docente, “depende de una reforma constitucional completa”.

Zornoza, aseguró que “la idea del federalismo si es recomendable, pero no por razones de indignidad porque se quitó un territorio, sino por razones fiscales, porque la forma de repartir el presupuesto pueden resultar, como pasa en Brasil, en Estados Unidos y en México, mucho más efectiva para el desarrollo de las regiones”.

“La discusión sobre el federalismo debería haberse dado hace tiempo, pero no por las razones del diputado de Antioquia”, Juan Antonio Zornoza. 

De acuerdo con el experto en ciencia política, “en el desarrollo de la Constitución del 91, en los últimos 26 años, se han dado procesos de descentralización vigorosos que fueron neutralizados entre 2002 y 2008, en donde se dio una recentralización, pero todos los dispositivos legales que desarrolla la Constitución apuntan a perfeccionar la descentralización, específicamente la fiscal”.

Esto quiere decir, explicó Zornoza, “que los departamentos puedan generar sus propios recursos fiscales y que cada vez las transferencias del nivel central sean menores, ya que lo que hoy conservamos es el sistema nacional de participaciones para financiar la educación, la salud y el saneamiento básico”.

Para el docente, el inconveniente serio para la autonomía de las regiones y el ordenamiento del territorio “es que los políticos en el Congreso atienden simplemente el interés personal, de sus clientelas, de los que votaron por ellos, sin que el tema del bien común y el interés público se les ha pase por la mente”.

Y pone como ejemplo la Ley Organica de Ordenamiento Territorial que ordenó la Constitución del 91, pero solamente vino a ser tramitada hasta el 2011, “simplemente por relaciones clientelares de la clase política en el Congreso con la gente de los departamentos y municipios”, aseguró Zornoza.

Finalmente, concluyó:”para cambiar el régimen de unitario a federal hace falta un consenso nacional”.

El federalismo es una idea arraigada en Antioquia

Álvaro Pablo Ortíz, historiador de la Universidad del Rosario afirmó a este medio que la idea del federalismo en Antioquia en un asunto enraizado en su idiosincracia.

“Antioquia es un departamento modelo para el resto de Colombia por su particular pujanza, empuje, pragmatismo, su formidable proyecto de colonización de mediado del siglo XIX. Por varias razones, siempre se han sentido, sin que eso esté protocolizados, como una república independiente”, aseguró el historiador.

“El tema federal siempre ha estado en la palestra antioqueña desde la época misma de la independencia”, Álvaro Pablo Ortíz.

Para el docente de la Universidad del Rosario, la polémica va a continuar existiendo mientras exista Antioquia. “De alguna manera, el departamento, guardadas las proporciones, tiene un sentido de autonomía muy similar al que anima las autonomías en España: la vasca y catalana”, explicó.

De acuerdo con Ortíz, “más temprano que tarde va a haber un ordenamiento constitucional para que el país derive a un sistema federado de gobierno, ya que genera sentido de autonomía y aumento en capacidad económica”.

Sin embargo, considera, “con o sin federalismo Antioquia le es absolutamente necesaria al resto de Colombia”, porque, dijo, “si se acaba con Bogotá, con Medellín, Cali o Barranquilla no hay país”.

El historiador cerró con un tema de reflexión: “¿Le convendrá más a Colombia, por ser un país multiregional y diverso, un régimen centralista o una reforma constitucional de fondo que definitivamente, previo estudio de las realidades locales, departamentales y nacionales, se ajuste a la idiosincracia?

El docente aseguró que de llegar a transitar el camino hacia el federalismo, no se deben importar modelos de países como Estados Unidos y algunos de Europa, sino crear uno propio.