Claudia Vanessa Dobles Camargo

Publicado por: nicolas.cruz el Mié, 12/08/2020 - 13:46
Primera Dama de Costa Rica
divider

Claudia Dobles Camargo, Primera Dama de Costa Rica desde 2018, es arquitecta de la Universidad de Costa Rica con más de 14 años de experiencia en desarrollo de proyectos de construcción de gran escala, a nivel nacional e internacional. 

Hija de madre mexicana y padre costarricense, Claudia Dobles representa a miles de mujeres costarricenses, trabajadoras, esposas, madres e hijas. Mujeres que saben que su aporte es fundamental para la construcción de una mejor sociedad. En el caso de la Primera Dama, su contribución se da literalmente en la construcción de dicha sociedad, dado que cuenta con un amplio recorrido de experiencia en diseño, gestión de proyectos y planeamiento urbano.

Durante su carrera se ha dedicado a desarrollar proyectos de gran proporción, a nivel nacional e internacional, siempre impulsando criterios de sostenibilidad y resiliencia en cada uno de ellos. El desarrollo resiliente es aquel que se va adaptando a condiciones climáticas, económicas y sociales cambiantes y puede recuperarse de eventos climáticos extremos.

La Primera Dama cree firmemente que las ciudades se deben planear pensando en el futuro. La situación climática y la revolución tecnológica en la que se encuentra el planeta, son razones suficientes para que Claudia Dobles cambie la visión de cómo hacer las ciudades, con el objetivo de elaborar un proceso más dinámico y participativo en los diversos sectores, trabajando en equipo con el concepto de resiliencia como condición fundamental.

Esta nueva visión del diseño y el urbanismo, con la calidad de vida de las personas como eje transversal, contempla una gran variedad de áreas, las cuales son fundamentales tanto dentro del sistema urbano como del rural. Como Primera Dama de Costa Rica, Claudia Dobles ha proyectado su labor en tres ejes primordiales, a partir de su experiencia y formación como arquitecta: la vivienda y los asentamientos humanos, la movilidad y la sectorización y por último, el ordenamiento territorial y los gobiernos locales.