Las confesiones de Salvatore Mancuso y Rodrigo Londoño: Capítulo I

Publicado por: daniel.guerrero el Vie, 23/10/2020 - 16:26
Sharekyk
Salvatore Mancuso y Rodrigo Londoño 'Timochenko', antiguos rivales de guerra, se unieron para pedir perdón a los indígenas por los crímenes cometidos.
Las confesiones de Salvatore Mancuso y Rodrigo Londoño: Capítulo 1

Un hecho histórico marcó la línea del tiempo en el conflicto armado colombiano, luego de que Salvatore Mancuso y Rodrigo Londoño alias 'Timochenko' pidieran perdón a la comunidad indígena del país, por los diferentes crímenes cometidos en su contra.

La declaración de los antiguos jefes de las AUC y las FARC, se produjo este 23 de octubre ante la Comisión de la Verdad, en el encuentro por la Verdad Indígena, en donde se esclareció el homicidio del líder embera katío Kimy Pernía Domicó, asesinado en el 2001 por Mancuso.

"Quisiera aprovechar la oportunidad, de todo corazón, para pedirle perdón por estos hechos que los han llenado de luto, dolor, sufrimiento, con la muerte del líder indígena Kimy Pernía. Nosotros nunca debimos haber tomado acciones en la guerra", expresó Mancuso.

(Lea aquí: Mancuso y otros enredos en la historia de la extradición en Colombia)

Además, en medio de la llamada telefónica a través de la cual se realizó este acto de reconciliación entre el antiguo comandante paramilitar y Marta Cecilia Domicó, hija de Pernía Domicó, la joven indígena de 19 años manifestó que la pérdida de su padre dejó "huérfano" al pueblo embera katío, pero perdona el asesinato cometido.

"Gracias Marta Cecilia, yo le agradezco de corazón este espacio, me duele lo que sucedió con ustedes y con los pueblos indígenas del Alto Sinú y de toda Colombia", agregó Salvatore Mancuso sobre lo que calificó como un "crimen de Estado", ya que asegura haber recibido la orden de las Fuerzas Militares y del asesinado paramilitar Carlos Castaño.

(Lea también: La histórica llamada entre los exjefes de las Farc y AUC, Timochenko y Mancuso)

"Lo del líder indígena Kimy Pernía Domicó, fue un crimen de Estado (...), yo como miembro recibí una orden de Estado, de las Fuerzas Militares, recibí una orden del comandante Carlos Castaño, en ese sentido de asesinar, nuestras órdenes eran dar de baja y eso significaba asesinar al líder Kimy Pernía Domicó", dijo Mancuso.

Rodrigo Londoño se unió a la solicitud de perdón de su antiguo rival de guerra y reconoció que fue una equivocación no haber tenido en cuenta a las comunidades indígenas en medio de la expansión que llevaron a cabo las Farc mientras operaron como guerrilla.

"Ante ustedes, en nombre de la organización, me permito pedirles que algún día nos puedan perdonar. Les pido la posibilidad de que nos reconciliemos para que esto no se vuelva a repetir", añadió Timochenko.

Lo sucedido este viernes se convirtió en un hecho de suma importancia para la búsqueda de reconciliación y verdad que llevan a cabo las víctimas desde hace décadas, y brinda destellos de esperanza a otras poblaciones que anhelan saber qué pasó con sus familiares o amigos asesinados y desaparecidos en medio del conflicto colombiano.