XO, el computador que puede cambiar el mundo

19 Febrero 2012, 12:00 PM
Share
One Laptop per Child –un computador portátil por niño– fue un reto de la tecnología, es una apuesta por el futuro de los países del tercer mundo y un

One Laptop per Child –un computador portátil por niño– fue un reto de la tecnología, es una apuesta por el futuro de los países del tercer mundo y un inmenso apoyo a la educación. Nicholas Negroponte, cofundador del proyecto y director del MIT Media Laboratory, no sólo buscó cautivar la “avaricia” de algunos amantes de la tecnología de punta o saciar a los aficionados a los aparatos electrónicos. Su meta fue aún más ambiciosa, más compleja y humana: quiso darle a cada niño de un país no industrializado un computador portátil robusto, de bajo costo, que necesitara poca energía y que permitiera enseñar, explorar y conocer el mundo. Lo logró.

Esta pequeña gran herramienta, conocida como XO, ya conquistó buena parte del planeta, que en su mayoría son los menos favorecidos. Más de 2 millones de niños y profesores alrededor de 42 países ya lo usan. Uruguay, Perú, Argentina, México, Ruanda, Gaza, Afganistán, Haití, Etiopía, Mongolia y Colombia ya hacen parte de este proyecto. ¿Cuál es su éxito?  No son sólo laptops. Son computadores diseñados para enseñar a pensar. Es su software. Es su relación con el entorno de comunidades de bajos recursos. Es su sana relación con los recursos naturales (compatible con paneles solares, los cuales fueron puestos a prueba en Vichada, Colombia, y resultaron ser un éxito). Es ser una maravillosa herramienta para los niños.

El software de estas pequeñas máquinas de 1.45 kilogramos, 1GB de RAM y 4GB de memoria flash expandible a 32GB fue diseñado para proveer a sus usuarios de herramientas de exploración y de expresión. Tiene funcionalidades como ‘Neighborhood’ o “vecindario”, el cual permite conectarse, chatear, editar documentos, programar y colaborar con otros XO de su comunidad (incluso sin conexión a internet); ‘Friend groups’, para compartir con amigos todo lo aprendido, o ‘Browser’, un navegador que le permite a los niños acceder a Internet, gracias al apoyo del ministerio de Defensa, del Ejército Nacional y del ministerio de las TICS, los cuales han proporcionado el acceso gratis a la Web de estos computadores.

En Colombia, los XO ya se encendieron. Cerca de 38 instituciones educativas en diferentes municipios ya adoptaron el proyecto, desgraciadamente de manera independiente. Comenzaron como prueba piloto para generar aprendizajes y posteriores implementaciones a gran escala a nivel municipal o departamental.

El costo de implementar el proyecto de OLPC varía de acuerdo a la cantidad de niños, docentes e instituciones interesadas. La inversión inicial por 5 años oscila entre $350 y $370 USD, en los que se incluye el laptop, la implementación pedagógica, logística, técnica y un componente de evaluación y seguimiento a los niños. No es sencillo asegurar la educación a toda la población carente de recursos básicos, pero la inversión independiente más el apoyo del gobierno, ya son dos buenos pasos que permiten avanzar coordinadamente.

One Laptop per Child puede no ser la única solución para el monstruo de la pobreza y la desigualdad, pero es una excelente alternativa para asegurar la educación a los más necesitados y comenzar a contribuir con que Colombia deje ser el país en el que la pobreza supera el 45% de su población y la desigualdad parece ser un virus sin solución.

KienyKe Stories