¿Por qué Alpina y otras empresas realizan importación de leche en Colombia?

Publicado por: juan.sacristan el Dom, 19/07/2020 - 18:14
Share
Alpina entró en una fuerte crítica en redes sociales por información falsa que mostraba que había realizado importación de leche por más de 40.000 toneladas.
importación de leche

Las cifras de importación de leche y derivados lácteos en el país ha despertado molestia en redes sociales, dado que Colombia es un país principalmente agrícola y ganadero. ¿Por qué comprar el extranjero productos que los campesinos pueden ofrecer? es la pregunta que se hacen muchas personas al respecto.

El nombre de Alpina se volvió tendencia por información que afirmaba que la empresa había importado en lo corrido de 2020 más de 40.000 toneladas de leche al país, lo que representaría 400 mil litros del lácteo que se dejaron de comprar a los campesinos y ganaderos colombianos.

Si la cifra atribuida a la compañía fuera cierta, significaría que toda la leche importada al país hasta mayo del presente año fue exclusivamente para la empresa Alpina y ninguna otra empresa o compañía en el país. 

La compañía, en un extenso comunicado, rechazó las atribuciones. “No es cierto que nuestra compañía haya importado en lo corrido del año la absurda cantidad de 40.000 toneladas de leche, importó 1.800 toneladas. Esto para: 1. abastecer en épocas de sequía y, 2. utilizarla en las fórmulas que requieren leche en polvo”, aseguró la entidad.

“Tampoco es cierto, como señalan algunos, que nosotros estemos afectando a los pequeños ganaderos. A través de nuestros proyectos asociativos apoyamos a más de 2.500 pequeños ganaderos de comunidades campesinas e indígenas en zonas afectadas por la violencia y les venimos comprando la leche que nos proveen”, agregó la compañía en la comunicación.

Agregaron que a causa de la pandemia se ha reducido el consumo de leche y derivados lácteos, afectando la venta de productos y causando un abastecimiento tope de productos y materia prima. Por esta razón, la compañía tuvo que reducir la compra de materia prima “de acuerdo con la realidad del mercado”.

Esta situación sí termina afectando finalmente a los campesinos. Según Fedegán, algunas compañías han optado por reducir hasta en un 5% el precio final de compra a los ganaderos y fijar cupos de entrega de un 10% por debajo de su volumen habitual, disminuyendo así, en más de un 14,5 %, el ingreso neto de al menos 300.000 pequeños productores.

Según la misma entidad, que ha criticado las medidas adoptadas por las empresas de productos lácteos en el país, las importaciones de leche durante el 2020, estuvieron distribuidas de la siguiente manera:

Importaciones de leche en Colombia
Créditos:
Fedegán

¿Por qué se importa leche en Colombia?

Rubén Darío Lizarralde, ex ministro de Agricultura colombiano, explicó en diálogo con KienyKe.com por qué se registra importación de leche a Colombia, a pesar de ser un país con desbordante ganadería y principalmente agrícola.

“Muchas veces se han dado importaciones por efectos del verano. Cuando hay verano se presenta disminución fuerte en los pastos y, al presentarse esto, hay disminución en la producción, eso hace que muchas veces haga falta leche en el país y tengan que importar, lo que generalmente se hace en polvo”, afirmó Lizarralde.

Agregó que de lo que conoce de la polémica, varias empresas que se dedican a la producción de lácteos en el país han rechazado la información que circula en redes sociales. Sin embargo, agregó que no está de acuerdo con la disminución de consumo que expresó Alpina en su comunicación. Así mismo solicitó que las demás empresas señaladas de realizar altas importaciones de leche el país, se pronuncien y muestren las cifras reales.

“No estoy de acuerdo con la comunicación de Alpina, con que digan que el consumo de lácteos por causa del Covid-19 se ha reducido, el consumo de leche se ha incrementado. De modo que estamos en un buen momento para el consumo de lácteos y para que las grandes industrias les compren a los medianos y pequeños ganaderos la leche”, aseguró.

Explicó que las importaciones registradas hasta el mes de abril en el país no son significativas y están dentro de las cifras normales que se manejan de este tipo de productos. Sin embargo, sí alertó que las importación de bienes que se producen en el país, como la leche, tiene que detenerse de cara a la crisis económica que desató la pandemia por coronavirus.

“Nuestras exportaciones no se han comportado debidamente, inclusive antes el Covid-19, eso se ve en los informes del DANE y el Banco de la República. Con la reducción del precio del petróleo y de minerales como el carbón, nosotros a nivel de divisas vamos a estar en una situación muy crítica”, señaló el exministro de Agricultura.

“A pesar de la crítica que hay contra el petróleo y el carbón, estos son los únicos productos que nos están dando los dólares para pagar la deuda externa e importar lo que estamos importando, que en su gran mayoría son productos agrícolas. Con la situación que estamos viviendo: o nos gastamos las reservas, y un país no puede feriar las reservas, o disminuimos las importaciones”, sentenció Lizarralde.

Según él, para lograr un control del mercado y la economía, será necesario que el Gobierno cierre comercialmente el país y consuma los productos internos, deje de importar los bienes que se producen nacionalmente como la leche, lo que generaría mayor inversión en el campesinado para lograr abastecimiento. El cual, según afirma, no será igual en los próximos meses.

Respecto a las importaciones de productos agrícolas, Lizarralde señaló que se producen porque la industria de este sector en el país no es competitiva y presenta diversos problemas como la producción a gran escala.

“Se importan productos agrícolas porque no somos competitivos, porque en el país ha habido una gran discusión sobre la tierra, que genera miedo a los inversionistas y por eso aquí no hay gran agricultura. Puede haber gran agricultura inclusive reuniendo pequeños productores, como las legumbres, el agraz o las fresas. Pero hay agricultura que se tiene que hacer en grande como el maíz, la soya o el sorgo”, explicó.

Sobre la producción nacional de leche, el exministro señaló que esta podría llegar a autosostenerse e incluso hay empresas en el país que están produciendo leche en polvo, las cuales podrían pulverizar los litros del lácteo sobre producidos para que se consuman en las épocas de baja producción como los veranos.

“Por las mismas importaciones que estamos viendo, que no son tan grandes, el sector lechero ha crecido en el país. Yo creo que podemos ser autosostenibles salvo con veranos demasiado fuertes. Los consumos han ido cambiando, ahora hay yogures y otros productos que tienen características diferentes. De modo que nosotros sí tenemos capacidad lechera, pero tenemos que mejorar los fríos en el campo para que no se pierda la leche y se pueda utilizar de manera más eficiente”, puntualizó.

De esta forma, las importaciones son procesos normales en el mercado interno, sin embargo, deberían reducirse para apoyar el mercado local, generar inversión e industrialización de la producción, aún más de cara a los coletazos de una crisis económica que no se sabe cómo va a continuar tras la pandemia de coronavirus.