Gobernador del Cesar deberá pagar esta condena por corrupción

Publicado por: gabriela.garcia el Lun, 27/07/2020 - 11:55
Share
La Corte Suprema de Justicia definió la condena que deberá pagar el actual gobernador del Cesar Luis Monsalvo Gnecco por corrupción.
Gobernador del Cesar deberá pagar esta pena por corrupción

La Sala de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia definió este lunes 27 de julio la condena que deberá pagar el actual gobernador del Cesar Luis Monsalvo Gnecco tras hallarlo responsable del delito de corrupción al sufragante durante las elecciones de octubre del año 2011.

De acuerdo con la Fiscalía, la conducta ilícita se presentó en la ciudad de Valledupar, entre agosto y octubre de 2011, durante la campaña electoral que tenía como finalidad elegir al gobernador del Cesar para el periodo 2012-2015.

El ente investigador señaló que para lograr la elección como gobernador del Cesar en dicho periodo, Luis Alberto Monsalvo realizó actividades "proselitistas" en la invasión conocida como "Tierra Prometida", en la que vivían aproximadamente 800 familias que buscaban una solución de vivienda.

En el proceso, la Fiscalía indicó que en un documento quedó plasmado el compromiso específico asumido por el entonces candidato a la gobernación, según el cual, a cambio de votos que respaldaran su aspiración, prometió mantener a esas personas en el inmueble en el que estaba en curso la invasión ilegal.

También se estableció que Luis Monsalvo Gnecco les prometió acatar de manera prioritaria las sentencias de los diferentes juzgados de Valledupar que amparaban los derechos fundamentales a la vivienda digna de los ocupantes del predio e incluir a los invasores en los proyectos de construcción de viviendas dignas requeridas para el sector. 

Para la Fiscalía, el comportamiento del actual gobernador del Cesar en ese entonces lesionó sin justa causa el bien jurídico tutelado de los mecanismos de participación ciudadana, sin que existiera causal que justificara su comportamiento.

"Luis Alberto Monsalvo Gnecco, al momento de cometer la conducta estaba en capacidad de comprender que como candidato no podía prometer dádivas a cambio de votos que lo favorecieran en la elección de gobernador (...) era consciente de que su comportamiento estaba prohibido, pues no era la primera vez que se postulaba para cargos de elección popular", argumentó.

La Corte Suprema de Justicia acogió la solicitud de la Fiscalía y le impuso al gobernador del Cesar una condena de cinco años, un mes y 16 días de prisión. 

Monsalvo Gnecco deberá cumplir la pena privado de la libertad en su lugar de residencia, por lo que el alto tribunal le pidió al presidente Iván Duque suspenderlo en el cargo de gobernador.

Además, tendrá que pagar multa de 301 salarios mínimos legales mensuales vigentes y no podrá ejercer derechos ni funciones públicas durante el mismo tiempo de la condena.