'Los desalmados' fueron condenados por el secuestro y asesinato de un menor

Publicado por: gabriela.garcia el Lun, 06/07/2020 - 08:58
Share
El menor de 16 años fue secuestrado por 'Los Desalmados' y luego fue asesinado en 2019.
'Los desalmados' fueron condenados por el secuestro y asesinato de un menor

El Juzgado 2 Penal del Circuito de Sogamoso (Boyacá) condenó a 33 años y 9 meses de prisión a Juan Diego Zapata Calderón y Diego Fernando Quintero Bedoya por el secuestro y homicidio de un menor de 16 años de edad, ocurrido en 2015.

Desde la audiencia de imputación Zapata y Quintero aceptaron su responsabilidad en los delitos de homicidio agravado y secuestro simple agravado, en concurso heterogéneo y sucesivo.

Los dos sentenciados, que hicieron parte de la organización criminal denominada 'Los Desalmados', permanecen privados de la libertad desde inicios de diciembre de 2019, tras la investigación que desarrolló el CTI de la Fiscalía, por medio de la cual se logró su identificación.

Así fue el crimen del menor
 

La Fiscalía señaló que, el 2 de julio de 2015, en el barrio Álvaro González Santana del municipio de Sogamoso, la víctima de 16 años salió a las seis de la tarde de la empresa de laminados donde laboraba en compañía de un primo.

Indicó que, cuando este último se quedó en su vivienda, el adolescente siguió su camino y dos cuadras más adelante fue abordado por cuatro personas que se movilizaban en una motocicleta y un taxi, obligándolo a subir al vehículo.

El 11 de julio de ese año fueron halladas partes del cuerpo del menor con visibles signos de tortura.


Las indagaciones realizadas por la policía judicial de la Fiscalía General permitieron establecer que los captores del joven eran conocidos suyos y que el supuesto autor intelectual habría sido Diego Rojas Cruz, dueño de la fábrica donde trabajaba la víctima.

Según la investigación, al empresario lo venían extorsionado, por lo que habría pagado 20 millones de pesos para que desaparecieran a la persona que vendió información sobre su hijo y no seguir pagando las exigencias económicas.