Marketing

¿Cómo podría administrar su dinero para que alcance?

Publicado por: daniela.cortes el Jue, 14/05/2020 - 19:55
Sharekyk
En tiempos de crisis es provechoso contar con un ahorro en caso de que se presente una eventualidad.
Cómo administrar el dinero

Desde el lunes 11 de mayo distintos sectores económicos están habilitados para reactivar sus operaciones laborales con el fin de reducir los efectos económicos en el país a causa del coronavirus.

Sin embargo, es importante considerar que el aislamiento preventivo obligatorio se extendió hasta el 25 de mayo, por esta razón, administrar el dinero adecuadamente es fundamental.

Kienyke.com consultó a Sebastián Cachón, director de la escuela de negocios y desarrollo internacional del Politécnico Grancolombiano, para conocer qué prácticas se deben emprender para no derrochar el dinero.

“En épocas de crisis debemos ser muy cuidadosos con temas de dinero y nuestro presupuesto. Es común que vayan a salir diferentes promociones porque habilitaron algunos comercios, sin embargo es necesario reflexionar sobre la compra”, explicó Chacón.

Antes de adquirir un producto es conveniente analizar la necesidad de tenerlo y determinar si el interés radica en el costo de la promoción.

“Debo revisar la necesidad de la compra y reflexionar sobre el valor de uso que tiene en estas circunstancias, esto con el ánimo de ahorrar y prever posibles inconvenientes económicos o fuentes de ingreso a futuro”, dijo el director a Kienyke.com.

De este modo, se deben priorizar gastos de servicios básicos fundamentales como el arriendo, los servicios públicos y la alimentación.

“También es importante ahorrar por una eventualidad en la salud ya que esta puede incurrir en nuestro presupuesto porque todos estamos sujetos a sufrir una enfermedad o contraer el coronavirus”, añadió el experto.

Un método útil para ahorrar es destinar el dinero que antes se gastaba en transporte como, gasolina, pasajes en buses, taxis o Transmilenio y crear un fondo para eventualidades.

Por otro lado, en el hogar se pueden comparar los precios en distintos lugares antes de mercar, y no utilizar todos los dispositivos eléctricos conectados para poder ahorrar en servicios domésticos.