Bogotá: ¿qué les roba el sueño a sus habitantes?

23 Noviembre 2022, 05:44 PM
Share
Creado Por
Juan Hernany Romero C.
En la jornada de Diálogos Regionales de Bogotá, ciudadanos abuchearon a Claudia López y dieron a conocer sus principales preocupaciones: seguridad, salud mental y educación.

De todas las jornadas de Diálogos Regionales Vinculantes la de Bogotá fue una de las más polémicas y, a lo que se ve, una de las que más dudas dejó. Con un sol implacable -e inesperado, dada la ola invernal que tantas inundaciones ha provocado- se inició sobre el mediodía un evento al que asistieron periodistas, simpatizantes del gobierno de Gustavo Petro, delegados del Pacto Histórico, congresistas de Gobierno y opositores de Claudia López.

Pero, ¿por qué había opositores de Claudia López en la Plaza de Armas? Porque varios simpatizantes del Gobierno Nacional la consideran una “traidora de clase”, como se lo gritaron en múltiples ocasiones. Además, muchos le reclamaron por el ingreso de Bogotá a la Región Metropolitana de Cundinamarca. En varias ocasiones la maestra de ceremonia tuvo que apaciguar los ánimos de los asistentes cuyos gritos crepitaban como olas que se estrellaban contra la ya alisada piedra de una alcaldesa que se reía, a veces incómoda, ante los improperios de un público agitado. 

 

Fue la alcaldesa Claudia López la encargada de entregar un balance de lo que más les preocupa a los bogotanos, pues 15.000 personas participaron en estos diálogos con la finalidad de que el Ejecutivo plantee soluciones a corto, mediano y largo plazo.

La participación de este nutrido grupo de ciudadanos se dio a partir de la instalación de 182 Mesas de Diálogos a lo largo de nueve sesiones. El Departamento Nacional de Planeación, en cabeza de Jorge Iván González, fue la entidad encargada de elaborar la hoja de ruta para la participación masiva de ciudadanos en todas las regiones de Colombia. 

Ahora bien, ¿qué les preocupa a los habitantes de Bogotá? La seguridad, la educación, la oferta laboral y la salud mental están dentro de las prioridades de los ciudadanos, tal como lo indicó la alcaldesa Claudia López, cuya intervención, como quedó registrado, fue contrariada por gritos, chiflidos e insultos. 

Lo que muchos se preguntarán es si ya el Gobierno dio alguna respuesta sobre las soluciones, fácticas o potenciales, a estas inconformidades. 

Educación: La infraestructura es el camino tomado por el Gobierno, pues se habló de la construcción de una nueva universidad pública en Suba. Asimismo, se mencionó la cofinanciación de una nueva sede de educación pública en un lote del Distrito ubicado en Bosa, que se espera esté a la orden de ciudadanos de Ciudad Bolívar y Soacha.

Seguridad: Los casos de abuso sexual, el acoso en las calles y en Transmilenio, los atracos y los asesinatos han sido catalogados como una de las peores pesadillas de los habitantes de la capital colombiana. La alcaldesa Claudia López aseguró que una de las causas de este flagelo está en la “impunidad”.

Salud mental: Se habló sin tapujos de suicidio. A septiembre de 2022, más de 1,500 personas se suicidaron en Bogotá. La cifra es alarmante y la depresión, la ansiedad, la drogadicción y el estrés parecen ser los cuatro jinetes de lo que muchos califican como una crisis contemporánea. 

Al evento también asistió Alejandro Gaviria, ministro de educación, quien fue ovacionado por los mismos que no querían dejar en el escenario a Claudia López. Gaviria retomó parte del discurso general de Gustavo Petro en relación con el cuidado del medio ambiente. 

“Bogotá, lo sabemos bien, resume Colombia. Aquí estamos todos. Bogotá es el centro de las oportunidades en nuestro país; Bogotá es el epicentro del desarrollo social; es una región donde vinimos todos, y lo digo por mi experiencia personal, a rehacer nuestra vida. La importancia económica, social, ecológica de Bogotá es fundamental. Esto es, para que Colombia sea potencia mundial de la vida, Bogotá lo tiene que ser igualmente”, señaló. 

A su turno, Luis Fernando Velázco, consejero para las regiones, resaltó el rendimiento de Gustavo Petro y su gabinete a poco más de 100 días de que llegara al poder. Dijo que sí está cumpliendo y que los cambios prometidos comienzan con el diálogo con la ciudadanía en sus regiones. 

Por ahora, el optimismo sobre los 100 primeros de Petro se mantiene relativamente inalterado. Sin embargo, 2023 se proyecta como uno de los años más intensos políticamente hablando, pues el Gobierno buscará afianzar unas reformas que no quedan por fuera de las agendas de mandatarios regionales. 

KienyKe Stories