Día Mundial del Medio Ambiente, un recordatorio para preservar el planeta

Publicado por: anamaria.gomez el Sáb, 05/06/2021 - 11:16
Share
Creado Por
Anamaria Gómez
El Día Internacional del Medio Ambiente tiene el objetivo de resaltar la importancia de cuidar los ecosistemas y frenar la destrucción del planeta. Estas son algunas formas de contribuir a su protección
Día Mundial del Medio Ambiente, 5 de junio
Créditos:
Abdullah Coşkun - Agencia Anadolu

Cada día las noticias que hablan sobre el rápido derretimiento de glaciales en el Ártico o  acerca de los incendios forestales que han arrasado con al rededor 11 millones de hectáreas (según el Instituto Hawkesbury para el Medio Ambiente), demuestran el daño que se hace al ecosistema. Hoy de 5 junio se conmemora el Día Mundial del Medio Ambiente, una fecha promovida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para recordar y hacer consciencia sobre la importancia de proteger la naturaleza y de esta forma lograr un futuro sostenible.

Hace 49 años, en el marco de la Conferencia de Estocolmo, se llevó a cabo la primer Cumbre de la Tierra en Estocolmo, este evento, llevó a crear un punto de partida para dar origen al desarrollo de prácticas y políticas que permitan la protección del planeta tierra. Fue así como el 5 de junio de 1974, la ONIO decidió establecer esta fecha como un día en el que se motive y sensibilice la participación ese la comunidad para formar parte del cuidado y conservación del medio ambiente.

Este año, el Día Mundial del Medio Ambiente tiene como foco, la restauración de ecosistemas, dado que estos son el sustento de todo tipo de vida en el planeta. Pakistán es el país anfitrión que tendrá la oportunidad de presentar su ambicioso proyecto de plantar 10.000 millones de árboles en un plazo de cinco años.

De igual manera, durante la celebración de este día, se tiene contemplado el lanzamiento del ‘Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de Ecosistemas 2021-2030’ con el cual se tiene como propósito “prevenir, detener y revertir la degradación de los ecosistemas en todo el mundo”, por medio de la creación de ecosistemas saludables que cuenten suelos más fértiles.

¿Cómo está el panorama?

Para empezar, hay que recordar, cuál es la situación en la que actualmente se encuentra el mundo. Según explica la ONU “cada tres segundos, el mundo pierde una superficie de bosque equivalente a un campo de fútbol y, tan solo en el último siglo, hemos destruido la mitad de nuestros humedales. El 50% de nuestros arrecifes de coral ya se han perdido y para 2050, podrían desaparecer hasta el 90%, incluso si el calentamiento global se limita a un aumento de 1,5°C”.

Esta situación, no sólo ha deteriorado el hábitat natural de los animales, sino que también ha abierto la puerta para el incremento de la inequidad social. De acuerdo con el texto Guerras Climáticas de Harald (2010), “el calentamiento global acentúa las condiciones de desigualdad”, es decir, aquellos países que actualmente están en condiciones de pobreza, empeorarán su situación, haciendo que los países más afectados por el cambio climático sean los de tercer mundo.

Lo anterior, ha llevado a que algunos gobiernos realicen acciones que permitan frenar la destrucción del hogar del hombre, entre ellos, el Acuerdo de París, en el cual se establece por medio del artículo 4 que “las Partes que son países en desarrollo deberían seguir aumentando sus esfuerzos de mitigación, y se las alienta a que, con el tiempo, adopten metas de reducción o limitación de las emisiones”.

Durante el 2020, debido a la aparición del virus Covid-19, varios factores causantes del calentamiento global tuvieron un freno drástico; sin embargo, una vez reiniciaron las actividades económicas y productivas de los países, el cambio climático se aceleró aún más.

El informe anual de la Organización Meteorológica Mundial, afirmó que el 2020 fue uno de los tres años más cálidos registrados: “Hoy, estamos en 1,2 grados de calentamiento y ya somos testigos de fenómenos meteorológicos extremos sin precedentes en todas las regiones y en todos los continentes. Nos dirigimos a un aumento catastrófico de temperatura de tres a cinco grados Celsius este sigo”, afirmó el Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres.

Granitos de arena que buscan mejorar el planeta

Se han realizado múltiples acciones para hacer la paz con el planeta y frenar el cambio climático. En septiembre de 2020, artistas, científicos, y activistas, dieron vida a ‘Climate Clock’ (Reloj Climática), un reloj gigante ubicado en Nueva York en el lado sur del Union Square, encargado de realizar la cuenta regresiva para un cambio climático sin precedentes. La fecha límite para tomar acciones que frenen el deterioro del planeta, está fijada en 7 años, 99 días y 18 horas a partir del 23 de septiembre del año pasado.

En conversación con Kieynke.com, la ingeniera ambiental y sanitaria, Angie Suárez, explicó que los países que realizan prácticas de conservación medio ambiental "tienen en común, la transición a energías renovables para la explotación de sus recursos, y una consciencia ambiental de sus ocupantes con referencia a los desechos y la buena gestión de los Gobiernos frente a ellos".

Precisamente, entre las iniciativas que se tienen contempladas por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), se encuentra la siembra de 100 millones arbolares que restauren las selvas tropicales de la isla asiática, Borneo; la restauración de 10 hectáreas de algas marinas en North Wales en Reino Unido.

A su vez, se ha planteado la recuperación de 150 hectáreas en el Amazonas para restablecer la conectividad entre bosques y de esta manera proteger la biodiversidad del lugar, entre otros más.

De igual manera, debido a que según la FAO, la industria cárnica es responsable del 18% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero, y además es una factor determinante en el uso y contaminación del agua, se recomienda a las naciones apoyar a los pequeños productores locales, quienes a diferencia de grandes industrias, emplean prácticas sostenibles que permiten la restauración de las tierras y los recursos utilizados.

En Colombia, según el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, se han declarado 235 mil hectáreas protegidas durante el último año, así como la delimitación de 21 ecosistemas que pertenece a los páramos, y se ha avanzado en el 62% de hectáreas restauradas.

Además “en el país se ha logrado la reducción del 16,3% del uso de mercurio en minería tradicional de oro (2010-2014), la reducción del consumo de bolsas plásticas en un 26,7% y la reducción del 35.96% (más de 1’8 toneladas) del consumo de las sustancias agotadoras de la capa de ozono”, explicó el Ministerio por medio de un comunicado.

No obstante, la ingeniera explicó a este medio que a pesar de que
"Colombia tiene un gran potencial para producir energía eólica y solar, aún está en una etapa muy temprana y no se ha preocupado en hacer esta transición rápidamente".

Acciones que se pueden hacer desde casa

El cambio comienza desde casa. Para conservar y proteger la biodiversidad del planeta se recomienda empezar a adoptar hábitos de consumo responsables y sostenibles.

"Es necesario hacer cambios individuales que se reflejan de manera masiva, de manera que, cada individuo debe tener esta consciencia de los recursos que consumimos para evitar esta cultura de derroche, y evitar con ello una sobre explotación de los recursos que se utilizan para producir los bienes que consumimos", explicó la ingeniera ambiental y sanitaria a Kienyke.com.

Entre las transformaciones que estable la ingeniera, se recomienda realizar la transición a una alimentación más amigable con el medio ambiente como la eliminación de plásticos de un solo uso, disminución del consumo de carnes rojas, implementación de un sistema de reciclaje óptimo, una buena gestión de los desechos. "Estas son pequeñas acciones que todos podemos hacer y que en verdad benefician el medio ambiente", comentó Suárez.

Por otra parte, con el fin de combatir contra el cambio climático, es necesario reducir las emisiones de gases de efectos invernadero y otros contaminantes como el cigarrillo, el cual, según la Asociación Española contra el Cancer, el humo del tabaco corresponde a la emisión de 225 mil toneladas de dióxido de carbono cada año. De igual manera, de acuerdo con la organización Ocean Conservancy, tirar una colilla puede llegar a contaminar 50 litros de agua potable. 

Siga a KIENYKE en Google News