Enfermedades que los poderosos prefirieron ocultar

Enfermedades que los poderosos prefirieron ocultar

13 de Mayo del 2014

Personalidades de la política o el entretenimiento han ocultado sus enfermedades para dar tranquilidad a sus gobernados o admiradores. Franklin D. Roosevelt, John F. Kennedy (presidentes estadounidenses), Walt Disney y Virgilio Barco (gobernante colombiano entre 1986 y 1990) son algunos de los que hicieron de su historia clínica un secreto.

Franklin D. Roosevelt

El expresidente de Estados Unidos fue capaz de convencer a la gente de que se recuperaba de la enfermedad que padecía: poliomielitis. Sin embargo, nunca se curó de esta infección que afecta las fibras nerviosas de la columna vertebral y la movilidad.

Solía sujetar sus piernas y caderas por medio de abrazaderas de hierro. Así aprendió a caminar distancias cortas con ayuda de un bastón. Usaba silla de ruedas en la intimidad de su casa y en pocas ocasiones apareció en muletas. Cuando estaba de pie lo hacía apoyado en uno de sus hijos. Creía que aparentando un buen estado de salud, podía permanecer en la política.

Franklin Roosevelt

(Roosevelt gobernó Estados Unidos durante la Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial)

Se cree que Roosevelt contrajo esta enfermedad luego de nadar en el agua estancada de un lago de la isla canadiense de Campobello. De inmediato comenzó a padecer parálisis, en especial en los músculos de su abdomen y la espalda baja. Esto nunca afectó sus intestinos, vejiga y funciones sexuales.

El expresidente estaba convencido de la hidroterapia para combatir el polio. Por esta razón, fundó un centro de hidroterapia que lleva su nombre.

Virgilio Barco

Se dice que Virgilio Barco, quien fue presidente de Colombia entre 1986 y 1990, gobernó el país mientras padecía Alzheimer. Con el tiempo, esta enfermedad lo alejó de la vida política y pública porque había perdido sus facultades físicas y mentales.

En una entrevista que le hizo Cecilia Orozco Tascón al cirujano Ciro Montañez y fue publicada en El Espectador, fueron reveladas algunas conductas del presidente Virgilio Barco.

Virgilio Barco

(Virgilio Barco)

Aquí tuvimos un caso del que todavía se habla poco: el del presidente Virgilio Barco. La prensa no habló nunca en su época del rumor de que padecía de Alzheimer. ¿Ese silencio de los periodistas fue incorrecto?

Sí, fue incorrecto. Cuando atendí al embajador Barco en Washington lo hice por otros motivos, y no estoy capacitado para dar opiniones sobre enfermedades neurológicas, pues soy cirujano. Pero sí tengo una anécdota al respecto: el día en que se despedía de nosotros porque regresaba a Bogotá, él llevaba un discurso escrito y cuando iba como en la tercera página, se le trastocó la que seguía, y como no la encontró la correcta suspendió el discurso, nos deseó un buen rato, nos pidió que termináramos de tomarnos el vinito y se fue.

¿Le pareció extraña esa conducta?

En un estadista, francamente sí. Por eso insisto en que el estado de salud del Presidente debe ser examinado abiertamente. Los ciudadanos eligen a alguien que pueda conducir bien al país y, desde luego, no puede ser un incapacitado. Durante las campañas políticas se deberían conocer las historias clínicas de los candidatos, pero es un tema supremamente delicado mientras no haya reglamentación al respecto.

Virgilio Barco murió a los 75 años en Bogotá. Para esa época se informó que la causa de la muerte había sido un cáncer en el abdomen.

John F. Kennedy

Mucho después de la muerte de John F. Kennedy se dio a conocer su historia clínica a través de varios periódicos estadounidenses. Por ejemplo, entre 1955 y 1960 tuvo una cantidad insólita de hospitalizaciones, tenía al menos siete altas en su expediente médico de la Casa Blanca.

También se conoce que tenía problemas en su espalda. Públicamente dijo que eran resultado de las  heridas de guerra que sufrió en 1943 al salvar a varios miembros de su tripulación cuando su barco se hundió en el Océano Pacífico.

John F Kennedy

(Kennedy fue presidente entre 1961 y 1963)

Según la revista Selecciónes “el historial médico publicado por la Biblioteca Presidencial Kennedy de Bastan reveló que Kennedy empezó a tomar corticosteroides en 1937, cuando tenía 20 años, para aliviar una colitis, inflamación del tracto digestivo.

El uso intenso y prolongado de estos medicamentos puede causar osteoporosis, enfermedad ósea progresiva. Una radiografía tomada una década más tarde indicó que varias de sus vértebras estaban aplastadas. Entre los efectos colaterales de esas drogas están el aumento del impulso sexual, amarillamiento de la piel, que crea una especie de bronceado permanente, y el crecimiento de cabello grueso y brillante: las famosas características de Kennedy.”

Otro de los males que se dice padeció es la enfermedad de Addison. Se caracteriza por la afectación de las glándulas adrenales. Los síntomas principales son la fatiga, debilidad, anorexia, náuseas, vómitos, pérdida de peso, pigmentación de la piel y de las mucosas, hipotensión e hipoglucemia.

Hipotiroidismo es otra de las enfermedades que padeció el expresidente. Es cuando la glándula tiroides no funciona como debería. Produce somnolencia, pérdida de pelo, depresión y aumento de los niveles de colesterol.

Los problemas en su espalda obligaban a Kennedy, a veces, a caminar en muletas, que nunca exhibió en público. Era miope, siempre llevaba unos lentes en el bolsillo, que tampoco se atrevía a lucir ante la gente.

Walt Disney

Walt Disney

El creador de Mickey Mouse era un fumador compulsivo. Su marca favorita era Lucky Strike y a diario consumía tres cajetillas de cigarrillos. Esto le causó un cáncer de pulmón que acabó con su vida. Fue diagnosticado en 1966. Se dice que los empleados del señor Disney identificaban cuando el ilustrador llegaba a las oficinas por la tos crónica que padecía.

Aunque la enfermedad se hizo pública, cuando se realizó la película basada en su historia de vida, una de las condiciones fue nunca mostrar a Walt Disney fumando.

Alvaro Uribe

 Álvaro Uribe

Todo personaje público está expuesto a que su estado de salud sea conocido por todos. Las especulaciones alrededor de este tema son muchas. Por ejemplo, hace unos meses, después de que el expresidente Álvaro Uribe apareciera con algunas marcas en la piel de su cara, se especuló que podría ser víctima de cáncer en la piel.

En una entrevista con Edgar Artunduaga el expresidente explicó: “Tengo una queratosis y cuando hay que curarla las curan. No hay ningún misterio. Inclusive cuando me queman una mancha de esas, me piden quedarme en casa, no salir a la calle, pero me voy sin ninguna vanidad y sigo la campaña común y corriente. A eso no hay que ponerle misterio” (Lea también El supuesto cáncer de Uribe Vélez)

Fuentes:

Revista Selecciones

Elmundo.es

ABC.es