Fox contra dos jóvenes cerveceros colombianos

Fox contra dos jóvenes cerveceros colombianos

23 de agosto del 2012

No cabe duda de que una de las series más populares de los últimos veinte años en todo el mundo es Los Simpson. Las cifras no mienten: es la serie animada que más tiempo ha durado en horario prime en la televisión estadounidense, ha ganado 25 Premios Emmy, lleva 23 temporadas y se emite ininterrumpidamente desde diciembre de 1989. Personajes como Homero Simpson, Bart y Lisa, entre otros, son reconocidos en todo el mundo. Para cientos de millones de personas es familiar la imagen de Homero sentado en su sofá frente al televisor o en el bar de Moe bebiendo una espumosa cerveza Duff.

El ingenio de dos hermanos colombianos, Óscar (26 años) y Álvaro Ballesteros (31 años), hizo que la cerveza pasara de la ficción a la realidad. Hoy, a causa de la bebida, están en una disputa jurídica con la gigante productora Twentieth Century Fox Film Corporation por usurpación de marca y competencia desleal.

La idea de sacar la cerveza al mercado nació mientras los hermanos Ballesteros bebían. Era la media noche y se encontraban en México por negocios relacionados con tequila. En medio de la conversación, se preguntaron si aquella cerveza existiría en la realidad y decidieron investigar para convertirla en un producto real.

En diciembre de 2007, solicitaron el registro para la marca “DUH” en Colombia y Suramérica a nombre de la sociedad Duff Sudamérica Ltda, compañía constituida en 2007. Según el abogado Santiago Mora, los hermanos tienen tres derechos de propiedad industrial, dos como nombre comercial, donde están incluidos elementos gráficos y nominativos, y uno de marca. En 2010, la 20th Century Fox registró la marca “DUFF” y el logo de la cerveza.


La cerveza Duff se ha convertido en uno más de los memorables personajes de Los Simpson.

La comercialización oficial de DuH comenzó en el año 2009, atendiendo todos los requisitos legales de registro sanitario y venta de bebidas alcohólicas. Aunque los hermanos Ballesteros no niegan que se inspiraron en la bebida de Los Simpson, aseguran que su producto es una cerveza más de mercado y son las personas quienes la asocian con la serie. Dicen, de manera tajante, que ellos no han hecho mención gráfica, ni comercialización con los personajes de la serie.

La receta de la cerveza fue elaborada para un paladar latino por un maestro cervecero en la ciudad de Medellín, donde se produce la bebida en pocas cantidades. Se trata de una bebida Golden Age de 4.6 grados de alcohol. Según los Ballesteros, su empresa vende 24 mil unidades al mes. Viene en dos presentaciones, caja de 24 unidades y en six pack. La cerveza llegó primero a los bares de Bogotá, luego a las principales ciudades de Colombia y finalmente a Brasil y Chile.

Las malas noticias llegaron a mediados de 2011, cuando en medio de una entrevista con la Revista Semana, el periodista dijo: “ustedes tienen una denuncia penal por usurpación de marca a nombre de productora 20th Century Fox”. Los Ballesteros no habían sido notificados porque apenas el proceso estaba en investigación.

En la actualidad hay dos procesos en contra de los Ballesteros. El primero es penal por usurpación de marca pues la Fox alega que aunque la palabra que aparece en la etiqueta (DuH), la letra H parece dos efes enlazadas. Mientras que la denuncia civil, instaurada por la productora a finales de julio, es por competencia desleal. Allí, solicitaron que el producto se retire y no se comercialice mientras se tenga una decisión final en el proceso jurídico. El plazo vence el próximo 28 de agosto.

“La Fox no comercializa cerveza en el mercado. El objeto social de Fox, entre otros, es la producción de series animadas. A la Fox no se le causa ningún perjuicio con la comercialización de la cerveza DUH”, asegura Santiago Mora, abogado de los hermanos Ballesteros.


Los hermanos Ballesteros comercializan su cerveza en Colombia, Brasil y Chile.

La primera citación a la Fiscalía fue el pasado 1 de agosto. Se trató de una audiencia de preclusión, donde luego de la investigación por el presunto delito de usurpación marcaria, el juez no encontró mérito alguno para imputar cargos contra los hermanos.

Pero esta no es la primera vez que su cerveza está involucrada en una investigación. En 2009, un falsificador fue capturado por comercializar la cerveza DUH. La denuncia ante la Fiscalía por usurpación de marca y falsificación, fue hecha personalmente por los Ballesteros.

Otra particularidad de la cerveza es que entre junio y julio de 2010, los hermanos fueron contactados por Camilo Alberto Peña Naranjo, Sales Executive, y Anderson Ortíz, Gerente de Mercadeo Región Andina de FOX Channels Colombia Ltda, con el fin de llegar a un acuerdo sobre el suministro de la cerveza DUH, en algunos de los eventos publicitarios de la Fox. Sin embargo, luego de distintas reuniones, la negociación no se llevó a cabo.

Según explican los hermanos Ballesteros, DuH es un producto que fue sacado al mercado con base en el fenómeno denominado product placement inverso (emplazamiento de producto inverso). Es decir, “la creación de marcas ficticias en entornos ficticios que posteriormente se comercializan en el mundo real” (Gutnik, Huang, Lin y Schmidt). Argumentan que su producto posee los avales requeridos por los diferentes organismos de control nacional (registros marcarios, sanitarios y de impuestos). También hablan de algunos productos similares, como los tenis que se ajustan solos que elaboró la marca Nike inspirándose en los usados por Marty McFly en la segunda película de Volver al futuro.

En declaraciones de la abogada Alicia Lloreda, apoderada del caso por parte de la Fox, dijo a la agencia Afp que lo que quiere la 20th Century Fox es que “el producto no esté en el mercado porque la marca no es de ellos. Ellos pueden pedir licencias. La 20th Century Fox no va a dejar que le usurpen su marca en la que ha invertido millones de dólares de manera legal y exitosa”.

Los hermanos Ballesteros, ingenieros de sistemas de profesión, dicen que han sido tildados de delincuentes y alegan que solo son emprendedores. La historia de este lío jurídico ha sido publicada en más de 80 medios de comunicación en todo el mundo. Aclaran que ahora su gestión jurídica será ofensiva en contra de la Twentieth Century Fox Film Corporation y que su negocio no es de dos hermanos millonarios.