La furiosa reacción de Carlos Mattos

La furiosa reacción de Carlos Mattos

6 de febrero del 2012

Carlos Mattos Barrero, el famoso empresario conocido por comercializar los vehículos Hyundai y protagonizar un video publicado en Youtube donde enseña su millonaria propiedad en el centro de Cartagena, quiere poner en jaque al periodismo de opinión.

A finales del año pasado interpuso una denuncia contra el reconocido catedrático, escritor y columnista Óscar Collazos, luego de que éste se refiriera al video de Mattos en un escrito de El Tiempo el 30 de junio de 2011 llamado ‘Ricos y Famosos’. “Desde el momento en que el personaje sale del ascensor hipermoderno de una casa del centro colonial de Cartagena, todo empieza a ser superior al ser humano: el traje de lino blanco, los mocasines, las gafas oscuras, el comedor donde se han sentado presidentes y ministros, el sofá donde están sus hijos y su esposa, el cuero del inodoro, la brillante grifería, el avión privado, su asiento giratorio y reclinable, el carro que lo lleva a su despacho”, escribió Collazos.

El escritor analizó el video después de verlo en las redes sociales y leer algunas columnas de opinión que dedicaron espacio al tema. En un pasaje asegura: “Confieso que me gusta el video, no tanto porque el personaje sea un empresario colombiano que he visto de lejos, sino porque algo abstracto, a veces atrozmente abstracto como la riqueza, se vuelve el verdadero personaje de la historia. El tema no es un millonario colombiano. El tema son los símbolos exteriores de la riqueza y la manera como se simplifican los métodos para obtenerla”, dice la columna de El Tiempo. Al parecer, Mattos no soportó la manera en que Collazos lo describió y entró en cólera.

El empresario Carlos Mattos habría colaborado con la campaña del hoy alcalde de Cartagena, Campo Elías Terán. 

Por lo anterior, el pasado 26 de enero llegó a la residencia del columnista una citación de la Fiscalía para que compareciera al día siguiente a una audiencia de conciliación, primer paso en este tipo de denuncias. Lo curioso del documento es que la cita era en Bogotá y no en Cartagena, lugar de residencia del periodista, razón por la cual él no asistió.

Collazos se enteró de que mucho antes de esta citación hubo otra de la que no tuvo conocimiento, entre otras cosas porque la notificación la hicieron en el periódico El Tiempo y no en Cartagena.

Ahora el columnista espera un nuevo llamado de la justicia. Según él no tiene nada que conciliar con el empresario por cuanto en su escrito de junio no hay evidencia alguna de haber injuriado o calumniado a Mattos. “Esto se llama acoso judicial. Voy a llevar esto hasta las instancias internacionales que protegen el derecho de opinión. Lo que quiere el señor Mattos es intimidarme para que no siga opinando sobre los negocios que tiene en Cartagena”, dijo Collazos.

Desde hace varios meses Mattos es la comidilla en Cartagena porque fue uno de los empresarios que colaboró con la campaña del hoy alcalde, Campo Elías Terán. Lo hizo, según veedores de la ciudad, con el interés de que le fueran aprobados proyectos de infraestructura, como el que prepara en terrenos de El Papayal y Chambacú, como lo dijo la revista digital El Metro de Cartagena. Se trata de un complejo inmobiliario que ha sido cuestionado porque al parecer violaría normas urbanísticas de la zona.

Collazos está listo para dar la pelea, como la dio cuando se enfrentó a la clase política de la Heroica que se robó la ciudad. Las cosas no serán distintas porque, según él, ni Mattos ni ningún otro empresario lo callará.