La vocación y satisfacción de ayudar a través de la cirugía

Publicado por: admin el Dom, 16/02/2020 - 02:38
Share
Una de las decisiones más importantes en la formación académica es saber qué estudiar y qué vocación practicar la mayor cantidad de tiempo. Cada oficio tiene unas características especiales y e
La vocación y satisfacción de ayudar a través de la cirugía
Una de las decisiones más importantes en la formación académica es saber qué estudiar y qué vocación practicar la mayor cantidad de tiempo. Cada oficio tiene unas características especiales y el llamado al servicio fue lo que motivó a Juan Carlos Vélez Lara a estudiar medicina y hoy en día a ser uno de los mejores cirujanos de Antioquia. Desde los cinco años supo que su vida estaría dedicada al servicio de las personas y en mejorar o darles una nueva oportunidad por medio de cirugías plásticas o reconstructivas. Y eso precisamente logra con niños en diferentes zonas rurales de Antioquia: devolverles la alegría al practicar operaciones sin ningún costo. El doctor Juan Carlos desde hace 13 años ha hecho diferentes jornadas en conjunto con diferentes organizaciones privadas y hasta la Fuerza Aérea de Colombia, la Gobernación de Antioquia y la Secretaría de Salud para ayudar a más de 900 niños con diferentes enfermedades que la cirugía plástica puede salvar y dar otra oportunidad. KienyKe.com conversó con el doctor que en los años 2017 y 2018 ganó el reconocimiento Top Doctor Awards y su obra social que cada año es esperada en varios municipios de Antioquia. "La jornada es de responsabilidad social de IQ Interquirófanos, empezó en mayo del 2007 y fue con el apoyo de la primera dama de la gobernación de Antioquia y se han operado a los niños de manera gratuita", sentenció el doctor Vélez Lara. En sus años de médico profesional se ha ganado el corazón y el agradecimiento de los padres de familia que acceden a este programa y que es la ayuda necesaria para que sus hijos tengan una mejor calidad de vida y salud. "Dentro de la carrera siempre tenemos planteado hacer algún programa que pueda beneficiar a los niños o pacientes. Cuando estaba estudiando tuve la oportunidad en 1990 de hacer una brigada en Sonsón, Antioquia con el doctor Mario Ruíz, y ahí sale el planteamiento de seguir ayudándole a la gente y montamos la clínica y la institución". Todo este proceso comenzó de la mano de Claudia Márquez, esposa del exgobernador Aníbal Gaviria, que le dieron el sí a toda la gestión para movilizar equipos y personas a las diferentes zonas de Antioquia y hacer esta labor que es una de las más esperadas por las familias que no tienen toda la red de cubrimiento de salud en el departamento. "Tuvimos siempre el apoyo de la gobernación y se mantuvo hasta la última gobernación, nosotros seguimos siendo un programa institucional de carácter particular, nos hemos logrado mantener por lo bonito de la jornada, a veces hemos tenido respaldo total y a veces no, pero siempre hemos continuado". El trabajo no solo es la jornada de operaciones, sino que comienza con la gestión de los hospitales locales y regionales de las 9 subregiones de Antioquia de la mano de la secretaría seccional de salud. Allí hay una valoración a más de 150 niños y luego hay una selección de 40 o 50 menores que viajan a Medellín con el acompañamiento de la Fuerza Aérea y el Ejército. Las familias y los niños demuestran su agradecimiento con cada nueva jornada, y los doctores, en especial el doctor Vélez Lara sienten la satisfacción del deber cumplido al conocer que los niños que tienen labios leporinos y/o 'orejitas en pantalla' que antes eran víctimas de matoneo al decirles 'orejoncitos' y que dejaron de ir a la escuela, ahora han podido regresar a sus estudios y seguir con su educación. "Estas jornadas no tienen color político, rangos o beneficios económicos, no tiene credo, ni raza lo hacemos simplemente para ayudar a los niños de Antioquia en su calidad y nivel de salud en especial quienes no tiene esta cobertura", puntualizó. En total hay entre 10 y 15 cirujanos plásticos, médicos y ortopedistas, 10 anestesiólogos y entre 40 y 50 enfermeras y paramédicos que velan para que todo se lleve a cabo de la mejor manera en esta jornada y salud integral de los niños y sus familiares. El doctor traduce estas jornadas en sonrisas y satisfacción al seguir su mayor vocación que es el servicio a las personas y poder seguir ejerciendo en compañía de las organizaciones que se suman a esta acción. Vélez Lara espera que los estudiantes de medicina y de especialidades siempre mantengan la esencia de su vocación y que ese llamado no se vaya con los años, sino que al contrario, aumente al ayudar a los que más lo necesitan y poder practicar su conocimiento y apoyo profesional sin ningún interés a las personas y familias enteras que no tienen un acceso eficiente al sistema de salud en zonas rurales y poder sentir todo el agradecimiento por medio de una sonrisa y la felicidad de familias que tienen un nuevo comienzo. https://www.youtube.com/watch?v=2BuStpDVPe8&feature=youtu.be