Las aficiones de Messi

Las aficiones de Messi

15 de noviembre del 2011

Cada vez que Lionel Andrés Messi Cuccitini sale a la cancha con la camiseta de la selección argentina, lleva puesto un atuendo deportivo cuyo precio supera el salario mínimo legal que se paga en su país natal. Sólo sus guayos adidas F50 cuestan más de 300 dólares. En realidad, una cifra insignificante en comparación a los 31 millones de euros que gana al año. Este es el precio de llevar el número 10 estampado en su espalda y de ser uno de los mejores jugadores del mundo.

Este argentino de 1,69 centímetros de estatura y 67 kilogramos de peso tiene cinco carros en su garaje y, según CNN, el año pasado invirtió 20 millones de euros en un complejo residencial cerca a Rosario, donde nació. Pero el jugador que se ha ganado dos veces el Balón de Oro sigue siendo un niño tímido que se moja la cabeza antes de cada partido y a quien le gustan los videojuegos.

El ganador del Balón de Oro tiene cinco carros de lujo en su garaje. 

Lionel no admite tener muchas aficiones, pero en su garaje guarda  5 carros de lujo: un Dodge Charger SRT8, que acelera de 0 a 100 kilómetros por hora en sólo cinco segundos; un Ferrari Spider modelo F430 estilo deportivo, con un valor de 250.000 dólares, y un Maserati Gran Turismo edición ilimitada. En cuando a camionetas, tiene una 4×4 Lexus LX 570, un modelo con un valor 80.000 dólares,  y un Audi Q7 que el jugador argentino recibió para la temporada del fútbol español 2011-2012.

La novia de ‘la Pulga’ es Antonella Rocuzzo, la prima de su mejor amigo, con quien formalizó su relación en febrero de 2009. También nació en Rosario, Argentina, como él. ‘Lio’ le ha comentado a los medios de comunicación que la conoce desde que tenía 5 años de edad y que a los 8 juró que algún día estarían juntos.

El jugador argentino es amante de la comida de su país, en especial, aquella que prepara su mamá. 

El jugador, que es adicto a los perfumes y podría ser el personaje del año en la revista TIME, vive en una casa ubicada en la cima de una montaña con vista al Mediterráneo. El lugar es conocido como Castelldefels. En este lugar tranquilo pasa la mayor parte de su tiempo libre porque así como lo reveló el periodista Leonardo Faccio: “lo que Lionel Messi hace cuando no juega fútbol es dormir”.